Petra, ciudad nabatea de piedra en Jordania

Petra Jordania

Johann Ludwig Borckhardt tomó su caballo y se adentró en aquel espectacular desfiladero. Apenas un kilómetro después la ansiada ciudad oculta de Petra abrió ante sus ojos su más preciado Tesoro, Al-Khazneh, la más imponente fachada en piedra que podamos imaginar: 30 metros de ancho, 43 metros de alto y una antigüedad de 18 siglos, construida para albergar la tumba de un rey nabateo.

Corría entonces el año 1812. Casi 195 años después me parecía increíble poder cumplir otro de mis sueños viajeros, el de sentirme como Burckhardt, su descubridor, andando por aquel desfiladero del Siq para recibir el impacto visual del más bello monumento que nos haya dejado la civilización nabatea.

Mi viaje a Jordania

Llevaba ya 14 días de viaje por la India y el Nepal, y pretendía cerrar mi ruta pasando un par de días en Jordania. Indudablemente, Petra era uno de mis objetivos para este viaje, junto al Taj Mahal en Agra, cada uno de ellos singular y bello en su esencia. En realidad, era mi único destino en Jordania, aún pudiendo conocer Ammán o el Mar Muerto, además de ser el principal motivo por el que había planificado toda la ruta para acabarlo en la capital nabatea.

El aeropuerto Reina Aliya, de Ammán, se encuentra a unos 300 kms. de Petra, distancia que cubren las varias compañías que ofrecen esta excursión, atravesando las tórridas arenas del desierto que los separa. Un mar de arena parece abrirse para dejar vía libre a una vieja y cansada carretera por donde nos aprestamos a circular en pos de la Historia.

Desierto de Wadi Rum

Desierto de Wadi Rum

El viaje, que al principio es original y diferente, se torna cansado y rutinario al poco, y el vehículo tampoco es que sea el más adecuado para hacerlo cómodo. Sin embargo, la ilusión nos anima y después de casi dos horas de camino, las montañas del desierto de Wadi Rum, donde yacen los restos de Aarón, el hermano del bíblico Moisés, aparecen recortadas en el horizonte para mostrarnos el camino de entrada a la pequeña población del mismo nombre, Wadi Rum, último eslabón con la civilización moderna antes de adentrarnos en el Siq. Es allí donde conseguimos el caballo para recorrer los primeros metros del famoso desfiladero.

En el desfiladero del Siq hacia Petra

Sobre el esbelto animal, sintiéndome como el mismo Indiana Jones, le susurré al oido que me llevara allá donde mis sueños ya me habían transportado tantas veces.

El Siq es un estrecho desfiladero de un kilómetro de longitud y de paredes verticales de 80 metros de altura formadas por piedras de formas y colores sorprendentes que muestran un arco iris de colores terráceos, gamas de blancos, amarillos, marrones, azules verdosos, cuya abertura final perfilan la fachada del conocido Tesoro.

Desfiladero del Siq

Conocida por muchos como la octava maravilla del mundo antiguo y elegida recientemente como una de las Siete Maravillas del Mundo actual, Petra es una ciudad nabatea excavada en la roca, fundada hacia el siglo VI a.C. por los nabateos, que llegó a ser una de las más importantes ciudades de paso de la histórica Ruta de la Seda. Bajo el reinado de Aretas IV, en el siglo I, se construyeron algunas de sus principales construcciones, como el Tesoro. Desgraciadamente su sucesor, Malicos II no continuó con su labor y hubo de ser más tarde, bajo dominio romano, cuando Petra recuperara parte de su esplendor e inmortalizara una buena parte de templos y monasterios que, sin perder su carácter helénico, se esculpieran directamente sobre la roca, siempre de arriba a abajo.

Vista de Petra desde el desfiladero 02

Primera visión de Petra

Dentro de Petra

El Khazneh, “El Tesoro”, es la primera de las maravillas que nos encontraremos, pero avanzando por el Valle, en el interior de las montañas, nos encontraremos muchas tumbas excavadas y cuevas de formas exquisitas y a distintos niveles. El sol ardiente que cae sobre aquéllas desérticas montañas no frenaron mi inquietud por conocer y ver más, y hacia la mediación de la ruta, mis pasos me guiaron hacia un gran teatro que también fue construido en la época romana, y ya, al fondo, tras otros cuantos templos, obeliscos, calles trazadas entre piedras sueltas, y supuestos altares, se divisó la segunda de las maravillas de Petra: el Monasterio Ad Deir al que se accede tras subir una escalinata de piedra de 800 peldaños. Museos e incluso un santuario árabe del siglo XIII completan las visitas a la ciudad nabatea.

El Khazneh - el Tesoro en Petra

El Tesoro

INFORMACION PRACTICA DE PETRA

  • Llegar a Petra: Puedes haber contratado una excursión con un touroperador pero una opción mucho más barata es llegar hasta el pequeño pueblo de Wadi Rum por tu cuenta. Para ello puedes hacerlo por bus o en taxi.
    • Bus: desde el mismo aeropuerto hay conexión por autobús con Petra. Sé que hay uno que lleva a Ammán (cuesta 1,5 € más o menos) y de otro de Ammán a Petra (unos 2,5 €), aunque también creo recordar que había uno directo del aeropuerto a Petra.
    • Taxi: al salir del aeropuerto hay diferentes taxistas que te ofrecerán sus servicios, pero eso sí, tendrás que regatear. Por unos 20/30 € podrás ir a Petra. Más caro, pero más rápido que el bus, eso sí.
  • Tour: una vez en la entrada de Petra, allí hay diferentes guías que se ofrecerá na hacerte visitas de día completo y de medio día.
  • Ropa: acuérdate de llevar ropa fresca porque en Petra hace mucho calor. Eso sí, si vuelves de noche por el desierto de Wadi Rum las temperaturas bajan mucho, de modo que necesitarás “capas”
  • Calzado: lo más cómodo posible porque os recuerdo que una vez entréis en el Siq no hay vehículos y todo tendrá que ser andando o en camello o caballo.
  • Tiempo necesario: Lo ideal sería pasar una noche allí (en la entrada de Petra, claro, que dentro no se puede) si queréis vivirlo intensamente. Tened en cuenta que si váis y volvéis en el día, apenas tendréis medio día para ver Petra, pues deberéis contar con casi 6 horas sólo para los trayectos, entre la ida y la vuelta.

Otros artículos relacionados que os reocmiendo leer

Tags: ,

Imprimir


7 comentarios

  1. daniel dice:

    Hola, queria saber como llegaste a pea o mejor dicho nuestra idea es ir desde luxor…para no regresar a el cairo…..
    Y….dices que el aeropuerto de amman esta a 30 km…? No seran 300 km….vos que fuiste…decime que es lo ideal….petra despues del crucero por el nilo…abrazo
    Daniel – Santa Fe – Argentina

  2. Javier Gómez dice:

    Hola, Daniel:

    Yo llegué al aeropuerto de Amman, y allí fui en un jeep hasta Petra. Evidentemente, es como dices… son 300 kms. Lo siento, se me escapó un 0 al teclear.

    En cuanto a cómo llegar desde Egipto… te dejo un enlace que seguro te vendrá bien. Lee, además del artículo, también los comentarios porque en ellos preguntan sobre el viaje de Egipto a Petra

    http://sobreegipto.com/2012/11/29/viajar-de-egipto-a-petra-2/

    Saludos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top