- Diario de un Turista - https://diariodeunturista.com -

West Highland Way, los caminos de Escocia

Uno de los destinos más mágicos en Gran Bretaña es la campiña escocesa. La tierra de los highlanders, magníficas rutas por Escocia, de montañas verdes y rocosas, pueblos pintorescos y paisajes sobrecogedores. Si te gusta caminar y recorrer hay algunos grandes senderos o recorridos que puedes seguir en esta parte del país. Uno de ellos es el West Highland Way. Se trata de un extenso sendero, una ruta de larga distancia, que recorre casi 155 kilómetros uniendo Milngavie con Fort William en las Highlands.

El sendero no es antiguo. Se trazó en 1974 y fue completado y abierto años más tarde, en 1980. Fue el primer sendero de larga distancia en Escocia y si bien, como dije, es relativamente nuevo, en realidad lo que hace es unir distintos senderos antiguos entre senderos utilizados por mineros, por soldados y por ganaderos que van del sur al norte. Caminar toda esta ruta puede llevar entre siete y ocho días así que requiere un buen estado físico. Por supuesto, siempre se puede recorrer en menos tiempo pero la idea es hacer el recorrido tranquilo y sin apuro, disfrutando del paisaje escoces.

El West Highland Way comienza en el centro del pueblo de Milngavie, a las afueras de Glasgow (llegas en tren), que es la puerta de entrada a la campiña escocesa. Primero cruzas por varios caminos de campo, una vieja estación de tren abandonada, un parque forestal y una colina, la Conic Hill, desde la que tienes una hermosa vista. Llegas así a Balmaha y desde allí el camino continúa por la costa del lago Lomond, toca Rowardennan e Inversnaid hasta llegar a Inverarnan. A partir de allí sigues caminando, la ruta se vuelve algo empinada al subir la llamada Escalera del Diablo y vuelve a bajar, la vista es impresionante, en Kinlochleven.

A lo último el sendero bordea las montañas Mamore y finalmente llega a Fort William siguiendo un viejo camino militar. En este último paso puedes escalar la montaña más alta de Gran Bretaña, el Ben Nevis. No son pocos quienes siguen el West Highland Way así que es un sendero muy caminado y si quieres hacerlo con menos gente es mejor evitar los fines de semana. Si lo haces en verano cuídate de los mosquitos y si tienes tiempo, no debes perdértelo.