Nerja vista por un malagueño

Nerja - Balcón de Europa

Nerja es la ciudad más conocida de la parte oriental de Málaga, la más turística y quizás, la más bella, aunque esto pueda tener algo de subjetivo.

Lo cierto es que Nerja, una ciudad que pasó desapercibida durante años, allá por los años 80, cuando viajar a la Costa del Sol era ir a Torremolinos, recibió su «espaldarazo» nacional a raíz de una serie que la hizo famosa y que caló honda en todo el país. Aquel «Verano Azul» y su popular «Chanquete» que tan bien protagonizaba Antonio Ferrandis, permitió conocer a una Nerja tradicional, casi familiar, y a unas playas que realmente son muy buenas. En aquellos años 80, Nerja se abrió al mundo.

Soy malagueño, el título bien lo reza, y para mí, Nerja fue sitio de escapadas de domingo con mis padres y mis hermanos. Era como en aquella serie, un lugar donde con el bocadillo a cuestas, te ibas de playa, y luego a pasar por sus cálidas calles. Y aun desde entonces, para mí Nerja es ese rincón donde me puedo escapar incluso solo para pasear, siempre con un libro bajo el brazo, eso sí, a sentarme en una de sus terrazas mirando a su popular Balcón de Europa mientras tomo una cerveza.

Desgraciadamente ya no es tan tranquila como entonces. El turismo, en verano, la desborda, pero aún así, tiene un encanto único.

Ruta en Nerja

Nerja está a algo más de 50 kms. de Málaga, siguiendo la carretera del Rincón de la Victoria y Torre del Mar.

En Málaga muchos ya sabréis que el terral (un término muy malagueño) puede hacer que las temperaturas sobrepasen los 40º en verano con facilidad. Nerja, sin embargo, tiene un clima más fresco que la capital, el aire que sopla en el Balcón de Europa es mucho más agradable, y en general se está mejor cuando el tiempo caluroso te azota y no te deja ni respirar. ¿Que hace calor también en Nerja? Sí, claro que sí… es Málaga, y en esta provincia el verano a veces es asfixiante, pero al menos en esta localidad oriental se aguanta un poco mejor.

Allí el clima es bastante más estable que en Málaga, lejos del terral que se vive en la capital a veces y en general, más fresco que en aquélla. Sus playas, en general, también son mucho mejores. Ahí están las playas de Burriana, pero sobre todo, las más famosas, las de Maro, calas que se extienden por el litoral junto a unos rocosos acantilados.

Para mi, una de las mejores es la Playa del Cañuelo. A pesar de su difícil acceso ( por la protección del paraje natural), es con diferencia una de las mejores zonas rocosas de Nerja. La abundancia de sus peces y el agua cristalina hace que bucear por sus mares sea toda una satisfacción.

Playas de Nerja

Pero mejor volvamos a Nerja, a su centro urbano y para ello os recomiendo que comencéis por el Balcón de Europa antes de adentraros en las callejuelas del centro histórico. Por cierto, el Balcón de Europa era el lugar donde se alzaba un antiguo castillo del siglo IX y hoy sin embargo se ha visto abocado a terraza sobre el mar.

Disfrutad de las vistas porque aquí las tenéis y casi diría que «gloriosas». Disfrutad también del ambiente, con artistas pintando o tocando música. Respirad fuerte y sentiréis el aire marino que os llega desde el Mediterráneo.

Hay turistas, sí, y muchos, pero si os sabéis relajar y meteros en sus aires marineros, los olvidaréis. Sentáos en uno de sus bancos, y lo conseguiréis. Por último, bajad por el paseo de Carabineros que sale desde el Balcón, hacia la costa.

Cerca tenéis la ermita de Nuestra Señora de las Angustias y la Iglesia de El Salvador, del siglo XVII y estilo barroco-mudéjar.

Finalmente, meteros por las callejuelas de los alrededores, entre las que están la calle Pintada y la calle Cristo, que desembocan en la plaza central y que está repleta de tiendecitas tradicionales, o la calle Carabeo que invita a pasear por ella, llevándote por un maravilloso paseo, hasta el precioso Mirador del Bendito, con sus hermosas vistas hacia la playa de Carabeillo.

¿Y en los alrededores de Nerja?

Dejad para el final la subida a las Cuevas de Nerja, que fueron declaradas Bien de Interés Cultural y que además son el tercer monumento natural que más turistas atrae de toda España.

Y si aún os quedan ganas, subid a Frigiliana, un bellísimo pueblo de casas blancas y puras, de calles empedradas peatonales, en plena Axarquía. Os encantará. Para mi gusto, junto a Antequera y Ronda, los municipios que más suelo recomendar a los visitantes.

Te recomiendo leer también sobre:

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Top