Viaje en familia a la estación de esquí de Val Thorens

Viajar a la nieve en familia

Los días de nieve aún no han terminado, es más, hay sitios en los que quedan bastantes semanas para poder disfrutar del deporte de invierno por excelencia, el esquí. Uno de estos lugares es, sin duda, la estación de esquí de Val Thorens, o lo que es lo mismo, la estación de esquí con mayor altitud de toda Europa. Es el punto culminante de la Comarca de los Tres Valles, en los Alpes franceses, la mayor área esquiable del mundo con más de 600 kilómetros de pista, que se dice pronto.

¿Cómo es la estación de esquí de Val Thorens?

En lo que ofertas de nieve en Francia se refiere, Val Thorens es de lo mejorcito que encontraremos. Situada en el corazón de un entorno natural privilegiado, en el que conviven majestuosamente hasta seis glaciares, esta estación de esquí cuenta con un sinfín de itinerarios para poder practicar todo tipo de deportes invernales.

La extensión de esta estación está en un 99% por encima de los 2.000 metros de altitud, algo que ya nos augura unos paisajes de esos que dejan completamente asombrados hasta al deportista más acostumbrado a paraísos blancos. Además, hay que decir que las opciones no se quedan únicamente en el esquí; y es que aquí, en Val Thorens, es posible practicar un montón de deportes y modalidades de esquí, desde snow, esquí de travesía, esquí fuera de pista o rutas con carving.

Del total de 68 pistas, 8 son verdes, 25 azules, 27 rojas y 8 negras. Por tanto, hay espacio para todos. No importa si estás empezando o quieres perfeccionar tu estilo. En Val Thorens todo es posible. Sí, se trata de un lugar que permite cualquier nivel en esquí, pero, además, cuenta con unos paisajes que acompañan en el trayecto. La zona permite admirar espectáculos como el glaciar de Péclet o de la panorámica que se disfruta desde la cima del Caron, que, según muchos, es la panorámica más hermosa de todos los Alpes.

Estación de esquí de Val Thorens

Val Thorens, para familias

Lo mejor de todo es que si viajamos con niños no hay problema ya que Val Thorens está considerada como una estación de esquí para familias. Es un buen lugar para venir con los peques y que comiencen a experimentar la pasión por la nieve; y es que la estación ofrece un montón de zonas lúdicas para iniciarse.

Un buen ejemplo de lo anterior es la VT Fun Ride. Se trata de una pista adaptada a toda la familia. Un divertido recorrido lleno de obstáculos. Hasta 900 m de largo con más de 50 módulos diferentes de juegos para poner a prueba cada uno de nuestros sentidos. Hay módulos sonoros, de integración física, túneles de nieve, curvas de altura, espirales o puentes. Este espacio está pensado precisamente para eso, para experimentar y perder el miedo, para comenzar una aventura en las alturas.

Val Thorens está ubicada muy cerca del núcleo urbano. Un pueblo que se levanta alrededor de una iglesia y que parece un auténtico cuento de hadas. Construcciones a base de madera y piedra que dan más encanto aún, por si no era suficiente. Un espacio que, además, está lleno de hoteles para poder alojarnos.

Teniendo en cuenta que la estación está muy cerca, podremos salir a la calle con los esquís sin problema y deslizarnos a las pistas. Y aún hay más ventajas en esta estación. Una de ellas, y quizá la que más interese tras un largo día de actividad física, es que cuenta con una amplia oferta gastronómica.

En Val Thorens podemos encontrar más de 60 restaurantes. Entre ellos, podrás elegir diferentes establecimientos con estilos y platos de lo más variados. No importa el tipo de comida que te apetezca, en alguno de los restaurantes tendrás exactamente lo que necesitas para terminar el día.

Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top