Viaje a la Extremadura romana

teatro-romano-de-merida

Una de las comunidades mas históricas de España es Extremadura. La componen las provincias de Badajoz y Cáceres y los romanos la ocuparon quedando bajo la órbita de la provincia de Lusitania, junto con buena parte de Portugal.  Los romanos fundaron varias ciudades, construyeron rutas y edificios y su capital, Emerita Augusta, fue una gran ciudad, rica y bien comunicada  en la que se piensa llegaron a vivir unas 50 mil personas. La caída del Imperio y la llegada de los bárbaros supuso su declive y deterioro pero aun hoy es posible ver las ruinas romanas y maravillarse con ellas.

Un buen camino para descubrir la Extremadura romana es unir en un mismo viaje un rosario de destinos: Mérida, Cáparra, Montemayor, Augustobriga, Coria, Cáceres, Alcántara o Llerena, por ejemplo. Para conocer tantos lugares requerirás tiempo pero aquí te dejamos lo mejor de cada uno para que tu elijas qué destino prefieres no perderte:

Mérida: Emerita Augusta se fundó en el año 25 a.C, sobre el río Anas, y su conjunto arqueológico ya es Patrimonio de la Humanidad. Aquí está el anfiteatro, el tetaro romano, el puente sobre el río Guadiana y el que está sobre el río Albarregas, el circo, el Acueducto de los Milagros, el de San Lázaro, el Arco de Trajano, el pórtico del Foro Romano, las ruinas de Morerías o el Templo de Diana. Además, puedes visitar el Museo Nacional de Arte Romano y las presas de Proserpina y Cornalvo.

Cáparra: están las ruinas de esta antigua ciudad, entre ellas el característico arco, el único así en todo España. Puedes visitar el Centro de Interpretación de Cáparra y visitar los baños termales de Montemayor, las antiguas termas romanas.

Augustobriga: esta antigua villa estaba sobre la ruta que unía Emerita Augusta con Caesarobriga. Con la construcción en 1963 de un embalse, la ciudad, posteriormente conocida como Talavera la Vieja, quedó bajo las aguas y los restos del llamado Pórtico de Curia se trasladaron para protegerlos de la inundación.

Coria: la romana Caurium. Hoy guarda las viejas murallas romanas, de los siglos III-IV, con sus detalles árabes y españoles y sus puertas.

Cáceres: aquí están las ruinas del campamento republicano de Cáceres el Viejo, ruinas romanas de la época republicana. El lugar tiene un centro de interpretación con reconstrucciones y maquetas.

Alcántara: aquí se alza el puente de Alcantara, construido entre el 105 y el 106 a.C.

Llerena: cerca está la villa de Casas de Reina y en sus alrededores encontramos las ruinas de la ciudad romana de Regina Turdulorum con su teatro en un gran y sorprendente estado de conservación.

En fin, que en Extermadura  todavía se siente el espíritu romano. El mejor momento para hacer cualquier recorrido en en otoño o primavera porque en verano hace mucho calor.

Foto: vía Extremadura Directo

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top