Turismo religioso judío en Francia

museo-judio-de-paris

Si eres cristiano hay muchos senderos y excursiones de índole religiosa que puedes hacer por Europa. El más famoso tal vez sea el Camino de Santiago de Compostela, es cierto, pero como el cristianismo se arraigó en buena parte de los estados europeos hoy hay iglesias, viejas abadías y conventos que los turistas incluyen en sus paseos. En realidad, para admirar la belleza de una catedral o el arte de un fresco religioso no hay que ser cristiano, pero hay ciertas excursiones que seguramente llegan más al corazón de los cristianos que  al de las personas de otras religiones.

En el caso del turismo en Francia tenemos que además del turismo religioso cristiano hay un turismo religioso judío. La comunidad judía en Francia es de larga data y los primeros judíos  llegaron hace siglos huyendo desde Portugal y España, escapando de las persecuciones de las que eran objeto. Después llegarían también de Alemania, de Egipto, de Turquía y de Europa Central, Marruecos, Túnez y Argelia. Se asentaron en todo el país así que si profesas esta religión te cuento que también puedes hacer un atractivo turismo religioso por aquí.

En el caso de París hay varios varios destinos posibles: tienes los barrios comerciales del distrito 9 y los de Marais, por ejemplo, donde abundan las tiendas de productos kosher. Hay alrededor de 100 sinagogas, aunque la mejor es la Gran Sinagoga de París, sobre la Rue de la Victoire, y varios memoriales que recuerdan momentos trágicos en la historia del pueblo judío en Francia. También tienes el Museo de Arte e Historia del Judaísmo. Viajando un poco hacia el sur tenemos que muchos judíos se refugiaron en esta zona cuando fueron expulsados del Languedoc y de Provenza.

gran-sinagoga-de-paris

Se asentaron en Vaucluse, por ejemplo, y formaron comunidades con roles económicos, políticos e intelectuales importantes. Encuentras un centro histórico judío en Isle, los llamados “Baños Judíos” están en Pernes les Fontaines, con 40 fuentes, en Carpentras hay una hermosa sinagoga y en Cavaillon hay también otro templo y el Museo Judío Comtadin que recuerda cómo era aquella época donde los judíos del Papa, así les decían, estaban protegidos y aislados en barrios propios al mismo tiempo.

Finalmente tienes las comunidades judías de Alsacia, comunidades que debieron soportar la exclusión de la Iglesia Católica durante cientos de años. Estas persecuciones hicieron que entre los siglos XIV y XVII muchas comunidades desaparecieran y recién volvieran a formarse después de la Revolución, cuando los judíos gozaron de los mismos derechos. Los pueblos de Obernai, Colmar, Marmouthier o Bouxwiller, por ejemplo, brindan visitas guiadas a sinagogas, cementerios, antiguas casas y museos.

Si te interesa hacer turismo religioso judío en Francia lo mejor es que te pongas en contacto con las oficinas de turismo de estas ciudades o pueblos: París, Colmar, Estrasburgo, Cavaillon, Avignon, Carpentras o Vaucluse.

Foto 1: vía TravelPod
Foto 2: vía Sobre Paris

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top