Tallin, una ciudad de cuento de hadas

tallin

La imagen que tenemos de un pueblo o ciudad de cuentos de hadas se asemeja a cualquier ciudad europea medieval, ¿no es cierto? Calles adoquinadas, edificios de piedra, algún castillo, una bonita iglesia y muchos techos con tejas. Bueno, si uno pudiera decir qué ciudad es la ciudad medieval por antonomasia seguro se quedaría con Tallin.

Tallin es la capital de Estonia y está situada a orillas del mar Báltico. Durante mucho tiempo no oímos mucho de ella (estaba en manos soviéticas), pero como el resto de Europa del Este ahora está siendo descubierta por un turismo ávido de sitios nuevos.

Cinco décadas de comunismo no han hecho mella en su belleza y aunque la ciudad ha abrazado el capitalismo occidental y ya está presente la cultura universal de las tiendas de comida rápida, los móviles y las grandes marcas, lo cierto es que su historia está plasmada en cada uno de los rincones del sitio turístico por excelencia de Tallin: su casco medieval, el mismo que recuerda un cuento de hadas.

tallin-estonia

Muchos dicen de él que es Praga en miniatura y ha de serlo pues es uno de los más pintorescos de Europa. Es hermoso y parece sacado de un libro de ilustraciones. Es pequeño así que puedes recorrerlo a pie y así no te perderás ninguno de sus edificios, cafés, restaurantes y tiendas. Todos las construcciones han sido restauradas y como la ciudad necesita del turista abundan los sitios para comer, beber y comprar.

Hay dos sitios que aquí en Tallin no puedes perderte. En principio, la Catedral Alexander Nevsky. Es un edificio ortodoxo con cúpulas de color negro que está situado sobre la colina de Toompea. Data de 1900, fue encargada por el zar Alejandro III y a pesar de sus problemas estructurales es digna de visitar

Otro sitio imperdible es el Ayuntamiento frente a la plaza principal. El primer ayuntamiento es del siglo XIV pero el edificio que podemos ver hoy es del siglo XV. Un siglo mas, uno menos, es muy antiguo igual. Es probable que por reuniones gubernamentales no puedas entrar, pero de todas formas puedes beber un café o una cerveza en la cafetería que funciona dentro o fotografiar la antigua farmacia que, se dice, es de las mas antiguas del continente.

Y por último, si eres de los aficionados a la historia del turbulento siglo XX (con nazis y soviéticos como encarnaciones del Mal), pues puedes visitarr el Museo de la Ocupación con filmes, objetos, fotos y uniformes de ambos períodos en la historia de Tallin.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top