Siguiendo la Garden Route, en Sudáfrica

garden-route

Hay una ruta turística que pueden seguir por Sudáfrica y que se conoce con el nombre de Garden Route. Uno no debe imaginarse una ruta de jardines propiamente dicha donde saltas de belleza verde en belleza verde, no, se trata mas bien de una región de este país africano que se caracteriza por una gran diversidad natural. Esta diversidad contrasta bastante con el interior árido de Sudáfrica así que por eso es que la han bautizado así.

La Garden Route hace un recorrido por la costa de Western Cape, densamente verde. Un camino de 200 kilómetros donde ves plantaciones de pinos y otros árboles, arbustos fragantes y campos de colores por debajo de las hermosas montañas de Outeniqua y Tsitsikamma. Hay además playas de arena y calas rocosas, unos cuantos lagos, lagunas, cañones e impresionantes pasos de montaña. Por la belleza indiscutida de esta zona es que hay una desarrollada industria turística que brinda hospedaje, guías y gastronomía aunque de alguna forma se las han ingeniado para que la ruta parezca un recorrido por la virgen naturaleza.

Si uno siempre relaciona África con desierto, elefantes y leones la Garden Route en verdad no se parece en nada. Pero eso no impide que los turistas se sientan igual de atraidos, en especial porque si llegan durante el invierno en el hemisferio norte aquí sigue haciendo calor y brillando el sol. Cuando estaba en vigencia el sistema del apartheid esta zona era popular entre las familias de Cape Town y de Johannesburgo. Hoy está abierta a todo el mundo y cualquiera puede disfrutar de lo que ofrecen sus pueblos en materia de restaurantes, galerías de arte y artesanías y cuidados alojamientos.

La ruta tiene tres pueblos costeros principales: Knysna, Plettenberg y Mossel Bay. A la entrada está Mossel Bay, un resort con aire antiguo, después le sigue un parque nacional que combina costa con pantanos, bosques y montañas, el pueblo de Knysna con su laguna repleta de ostras y sus casas en los arboles para dormir y finalmente Plettenberg Bay. En todos puedes bucear, pasear en bote o en canoa, caminar, volar, cabalgar y hasta observar ballenas y delfines entre julio y octubre. No te preocupes por la seguridad, que esta ruta es muy segura.

Foto: vía Vacation Pictures

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top