New Forest, escapada al valle de los poneys

parque-nacional-new-forest

El Parque Nacional New Forest es uno de los más nuevos de Inglaterra, mejor dicho el primero que se crea en los últimos cincuenta años: fue inaugurado en el año 2005, con el objetivo de preservar y realzar la belleza natural, la fauna y el patrimonio cultural de esta verdadera joya de la corona de la Naturaleza. Sus habitantes emblemáticos son los más de 34000 personas y casi 7000 ponies, que viven en libertad y son llamados “los arquitectos del bosque” pues lo modelan con sus desplazamientos y alimentación.

El Parque Nacional New Forest se encuentra en New Hampshire, al este del Valle de Avon. Es uno de los parques más poblados de Inglaterra y en el que conservan antiguas tradiciones como la “comunaria”, es decir, el derecho de los propietarios de animales a que éstos pastoreen en el bosque abierto. Nos espera con un paisaje único, que combina el antiguo bosque con las tierras de cultivo, praderas, turberas pantanosas, marismas y pueblos pintorescos, uno de los últimos rincones silvestres del sudeste de Inglaterra.

El bosque fue creado por Guillermo el Conquistador a comienzos del pasado milenio, quien quería tener un coto de caza cerca de su castillo en Winchester. Siglos de vida silvestre, caza y ganadería, han dado forma a un paisaje increíble; de hecho, todavía hay muchos ejemplares silvestres de ciervos y jabalíes.

New Forest es un parque fantástico; son en total 57 ha. ideales para explorar y disfrutar a pie, a caballo o en bicicleta, con inefables atractivos para los entusiastas de la naturaleza, como descubrir su flora y fauna silvestre compuesta por antiguos robles, flores silvestres, hongos, y venados, reptiles, aves de rapiña y las libélulas. Y por supuesto, los poneys que tienen derecho de paso en las carreteras y que, hoy en día, pertenecen a una raza con nombre propio.

Para saberlo todo acerca de New Forest,  lo mejor es comenzar por el Centro de Visitantes, ubicado en Lyndhurst, en el corazón del Parque.  Allí podremos proveernos de mapas e información sobre otros atractivos como el Museo, Galería de Arte y Biblioteca.

Luego podemos dirigirnos a Beaulieu, un pequeño pueblo situado a orillas del río; es conocido por su pequeño taller de chocolates y porque aquí se encuentra el Museo Nacional del Motor, fundado en 1890 por Lord Montagu.   Aquí veremos impactantes modelos que harán las delicias de los entusiastas del automóvil, como un Rolls Royce Silver de 1909 o una Jaguar E-Type Roadster de 1962. Para tener una visión panorámica del Parque, pueden abordar el monorriel que corre a 4 metros de altura y da toda la vuelta, con magníficas vistas del bosque y al fondo la mansión victoriana del barón de Montagu.

Un pueblo encantador es Exbury Gardens: un conjunto de clásicos jardines ingleses de la década del 20 del siglo pasado que se puede recorrer a pie o en el tren turístico; aquí se encuentra la mundialmente famosa colección Rothschild de rododendros, azaleas y camelias. Si llegan en mayo, podrán verlos florecidos.  Otros impactantes representantes del mundo vegetal son el boj de Brockenhurst, considerado el árbol más antiguo del bosque, que se encuentra desde hace mil años frente a la iglesia del pueblo, y los abetos y secoyas de 50 metros de altura del paseo Rhinefield, plantadas en 1859.

Queda mucho en el tintero, pero ya que estamos aquí, no debemos dejar de visitar Winchester, a unos 40 Km. del Parque; esta ciudad fue la capital de Inglaterra entre los siglos IX y XII y es conocida por su catedral de piedras traídas de la isla de Wight. La construcción comenzó en 1079 y es majestuosa y sobria. A sus pies descansa para siempre la escritora Jane Austen, autora de la famosa novela Orgullo y Prejuicio; su casita de ladrillos rojos, a 29 Km. de Winchester, actualmente convertida en casa-museo, se puede visitar.

Si la idea es quedarse, en los pueblos del Parque o en Winchester encontraremos buenos hoteles y alojamientos para todos los gustos y presupuestos. No faltará oportunidad a lo largo del paseo, de degustar los productos locales en las granjas a nuestro paso, como frutas y hortalizas y también la famosa cerveza de Fritham acompañada por sus quesos y embutidos. Es muy fácil llegar a New Forest, que se encuentra a sólo una hora y media de viaje desde Londres.

Foto: vía Wikipedia

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top