Le Rivage, frente al lago Léman, en Suiza

st-gingolph

En la costa sur del lago Léman hay una pequeña localidad, justamente en la frontera entre Francia y Suiza: es San Gingolph, una comuna binacional histórica y turística. Apenas a veinte minutos de ciudades como Montreux, fácilmente accesible por aire o por agua, construida en el abanico aluvial de la Morgue y custodiada por las majestuosas montañas de Grammont Blanchard. Precisamente aquí se encuentra este pequeño hotel y restaurante especializado en platos preparados con perca, la estrella del lago Léman.

Es que la perca europea es inseparable del lago Léman y más inseparable aún de la carta de los restaurantes de la región, junto con los vinos típicos como el chasselas, perfecto para acompañarla; se calcula que en la temporada rurística, se consumen entre veinte y cincuenta kilos de lomos de perca por día.

Aquí, cada restaurante le da su toque particular. Como el restaurante del Hotel Le Rivage, llamado “Chez monmon” donde preparan el filet de perca dentro de las especialidades del lago.  El Hotel Le Rivage tiene todas sus habitaciones con baño privado, equipadas con televisión, teléfono, dobles o individuales, con balcón y vista directa al lago; además, poseen acristalamiento acústico, para garantizar tranquilidad total.

El precio incluye el desayuno y los impuestos y tasas municipales; por otra parte, el hotel posee estacionamiento privado, muelle también privado para el atraque de barcos de recreo, salón de cóctel tropical, restaurante panorámico y terraza a la sombra junto al lago; el acceso a las playas públicas está a menos de cien metros.

Aprovechemos la estadía en el hotel para conocer San Gingolph y sus alrededores, como el caserío de Frenay, un lugar muy popular en el verano, con un maravilloso bosque, lugares de picnic y paseos o las playas naturales de la aldea de Lago Bret.

San Gingolph nos recibe con una fuente en forma de barco cuyas aguas minerales tienen propiedades curativas; declarada Sitio de Interés Nacional, San Gingolph se ha desarrollado alrededor de su castillo construido en 1588 y su capilla que data del siglo XVIII.

Cosas para hacer: disfrutar de un paseo en bote por el lago; asistir al teatro, exposiciones y museos de la villa; disfrutar de su gastronomía, como la perca, quesos de los Alpes fondues, raclette y carnes de caza.  Realizar la ruta de senderismo del Mar del Norte, para alcanzar el Mediterráneo en Niza, en Francia; esta ruta pasa por los Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Francia, donde cruza los Vosgos y el Jura, Suiza, donde continúa su viaje por el lago de Ginebra y de nuevo en Francia para el viaje de norte a sur Alpes del Lago de Ginebra hasta el Mediterráneo.

Foto: Wiki Commons

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top