Laponia, el destino perfecto de Navidad

navidad-en-laponia

Navidad en Rovaniemi

Sentados junto a una caliente chimenea, al hogar de una acogedora casita de madera decorada con llamativos adornos navideños, el árbol, las luces, las bolas de colores, o frente a una mesa de Navidad repleta de los más ricos manjares mientras en el exterior los copos de nieve forman un manto blanco. ¿Hay Navidad más típica que esa? seguramente no, pero si además le añadimos el visitar el poblado de Santa Claus, o el ir en trineo o por qué no, visitar un bar de hielo o un iglú, pues estaréis conmigo en que entonces esas navidades se vuelven perfectas y clásicas en su totalidad.

Santa Lucía, el 13 de diciembre, marca el inicio de la Navidad en Laponia. Desde la escalinata de la Catedral de Helsinki, una chica baja para anunciar que comienza la paz en el mundo en esta época mientras los que asisten a la ceremonia se felicitan con un “Rauhallista Joulua” (navidades pacíficas). Es el primer domingo de adviento y entonces empiezan también por todas las iglesias de Laponia los conciertos de adviento mientras las ciudades encienden sus alumbrados y se ponen sus mejores galas.

Otra tradición típica finesa es la de encender una vela en cada domingo de adviento que se coloca en las ventanas o la puerta de modo que al llegar la Nochebuena son muchas las velas encendidas en filas que podremos ver por calles y campos. Justo el día antes de Nochebuena el cabeza de familia sale a buscar el pequeño arbolito que adornará la casa y curiosamente allí lo más usado de adornos son las banderas de países como símbolo de unión en el mundo.

Muy arraigada está también la costumbre de ir al anochecer de ese día al cementerio para dejar una vela encendida por el pariente que ya no está. La imagen puede dar cierto miedo pero al mismo tiempo resulta emotiva pues el cementerio aparece oscuro sólo iluminado por la llama de las muchísimas velas que allí se ponen.

En cuanto a la comida, la receta de Navidad más típica es la del jamón navideño y se acompaña con puré de nabos y patatas. También el bacalao es típico, así como el arroz con leche de postre.

Es entonces cuando llega Papá Noel, durante la cena navideña, el tan ansiado Joulupukki. El momento familiar llegan cuando los más pequeños cantan a Santa Claus bailando a su alrededor, y luego, tras la entrega de los regalos, éste les cuenta sus aventuras en trineo por la nieve mientras los niños lo oyen absortos.

El día 25 la ciudad está muy tranquila después de la noche de fiestas, pero dura poco la relajación, pues un día después vuelven las fiestas, los cánticos y los bailes, mientras las calles se llenan de familias con trineos, pues además de ser día festivo, las ciudades finlandesas suelen estar nevadas.

Pero os estaréis preguntando, como turistas, qué podéis hacer allí.

Aparte de disfrutar de todas estas tradiciones y vivir unas navidades mucho más acogedoras y familiares, debéis tener en cuenta que con el frío que suele hacer, pocas fiestas nocturnas o salidas festivas haréis. Eso sí, tenéis algunas de las excursiones más típicas que puedan hacerse en Navidad: desde pasear en trineo con renos o perros, hasta esquiar o si me apuráis, hasta alojaros en un hotel de hielo, pero sobre todo, hay un par de sitios que merece la pena conocer en esta fecha.

casa-de-papa-noel-en-rovaniemi

Por un lado, el poblado de Santa Claus en las cercanías de Rovaniemi. Hasta allí, al Santa Park, se llega en trineo tirado por renos. Debéis saber que os encontraréis en el Círculo Polar Ártico y es un verdadero gusto poder enviar una postal a los familiares o amigos con un verdadero sello de Santa Claus y del Ártico. Aparte, claro está, de disfrutar del mágico ambiente de una auténtica “ciudad” de cuento navideño.

Otra recomendación es que os dejéis aconsejar por los del lugar y vayáis a ver las conocidas como “luces del norte” o lo que nosotros conocemos como “auroras boreales“: maravillosos espectáculos de colores que podéis ver reflejados en el cielo finlandés y que os dejarán con la boca abierta con total seguridad.

Sí, son unas navidades muy muy diferentes a las que aquí celebramos. Nada de grandes fiestas ni salidas: todo mucho más familiar pero no por ello menos alegre, y sobre todo, mucha, mucha tradición navideña.

Más información:

Foto 1 vía: diariodelviajero
Foto 2 vía: anotacionesviajeras

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top