La Vinotière, antigua casa del armador

hotel-la-vinotiere

Este precioso hotel ubicado en Le Conquet, una pequeña localidad portuaria del Finisterre francés, frente al Canal de La Mancha, tiene el lustre de los años, pues funciona en una casa construida en 1573, que perteneció a un armador del puerto y que en algún momento fue también una tienda.

Totalmente recuperado y reformado en el 2007 por sus actuales propietarios, es la última parada antes del fin del mundo: el archipiélago de Molène, cincuenta islas e islotes formados por el ascenso de la plataforma submarina entre las que se destaca Quéménez, que en la primavera se cubre de flores.

El hotel La Vinotière es una antigua casa portuaria; se encuentra en el centro histórico de la villa de Le Conquet, apenas a 50 metros del embarcadero hacia Molène, en el Mar d’Iroise. Allí, cada isla o islote es señalado por una boya o una lámpara, como la roja torreta de la Grande Vinotière que se levanta frente al faro de Kermorvan, cerca de la entrada del puerto, y algunas de estas balizas han prestado sus pintorescos nombres a cada una de las diez habitaciones del hotel.

Las habitaciones son todas diferentes pero el elemento común es la madera,  pasión del dueño del hotel, el ebanista Michel Tromeur;  y en la exquisita decoración se nota la mano de su esposa Joëlle, decoradora profesional. Por ejemplo la habitación llamada “Le Lieu” es grande y destinada a familias, con baño y patio privado; en cambio la “Petite Vinotière” es especial para jóvenes pues posee literas superpuestas. En cuanto a las vistas, “Les Platresses” y la “Gran Vinotière” miran al centro histórico de la villa, sus techos altos, antiguos tejados y chimeneas.  “Le Rouget”, por su parte, tiene condiciones especiales de accesibilidad.

habitacion-hotel-la-vinotiere

El hotel posee un salón donde sirven las especialidades de la pastelería local para acompañar la excelente variedad que compone su carta de tés orgánicos, aunque los amantes del chocolate frío o caliente y el café tienen su lugar. También es solicitado para la realización de talleres o conferencias, pues posee una pequeña sala de trabajo con capacidad para veinte personas, completamente equipada.

conquet

Otras cosas para hacer en Le Conquet: salir al mar y al archipiélago, caminar a lo largo del sendero de la costa o conocer el puerto pesquero; visitar Océanopolis, un impresionante acuario en Brest, a pocos minutos de Le Conquet.

Fotos: Sitio Oficial del Hotel

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top