La Cúpula de Brunelleschi, arte en Florencia

Foto de la cúpula de Brunelleschi

Probablemente no haya ciudad más bella, arquitectónicamente hablando, que Florencia. Desde la Cúpula de Brunelleschi hasta el Ponte Vecchio, sus calles son una obra de arte en piedra; puro sentimiento hecho realidad plasmado a través de las manos de los más grandes artistas que ha dado la Historia. Pintores, escultores, arquitectos… todos se unieron para dotar a Florencia de una personalidad incomparable.

Uno de los recuerdos imborrables de mi viaje a Florencia fue la subida a lo más alto del Duomo para ver de cerca la gran cúpula de Brunelleschi, una de las obras de arte más preciadas del Renacimiento italiano.

463 escalones y unas estrechas escaleras, angustiosas por momentos, que conducían al cielo florentino, a las mismas puertas donde el Paraíso parece abrirse para mostrarnos sus beleidades en forma de dioses, de angeles, y también de demonios a las entradas de los pozos del infierno. Brunelleschi así nos mostró el Universo divino, arte imposible dibujado sin andamios hace ya más de 500 años, en el año 1463. Y allí bajo la doble cúpula, en sus techos, el Juicio Final de Vasari impone por su maestría, por su profundidad, por sus proporciones, completados por los últimos dibujos de Zuccari, quien finalizó la magna obra entre los años 1572 y 1574.

Son muchos escalones, es cierto, pero el esfuerzo bien merece la pena, y la vista de la Cúpula de Brunelleschi es algo único en el mundo; una ocasión perfecta para grabar en nuestra memoria, a golpe de pincel, una de las más grandes obras que han dejado manos humanas.

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top