Hotel Los Tres Mosqueteros, romanticismo francés

hotel-tres-mosqueteros

En el norte de Francia, en la región del Pas de Calais y la Picardía, hay una pequeña ciudad que conserva el encanto de las antiguas villas medievales, con sus calles estrechas, sus fachadas alineadas y sus prestigiosos edificios históricos, en el marco natural de excepcional belleza que es el Valle de Lys.  En esta región transcurren episodios notables en la historia de Los Tres Mosqueteros; precisamente aquí, en Aire-sur-la-Lys, con su torre-campanario declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,  se encuentra este encantador hotel que evoca el ambiente romántico de la novela de Dumas.

Hostellerie Des Trois Mousquetaires es un exclusivo hotel cuatro estrellas que funciona en un castillo del siglo XIX construido sobre las ruinas de la fortaleza de Vauban. Está rodeado por un parque de 3 hectáreas con el encanto de los jardines y residencias franceses, ideal para quienes buscan unas vacaciones inolvidables.

habitacion-del-hotel-tres-mosqueteros

Cada una de sus treinta y tres habitaciones está decorada en un estilo diferente, armonizando texturas y colores para crear un ambiente cálido con el espírtu de antaño, como por ejemplo las camas con baldaquín. Están equipadas con baño, ducha, televisión, teléfono y sitio para estacionar los vehículos en forma gratuita.

El restaurante ofrece la generosa comida regional, empleando los productos locales como cerveza, hortalizas y legumbres, y una carta de vinos elaborados por pequeñas bodegas, de excelente calidad; todo esto, servido en vajilla de porcelana copia de la que se utilizaba en la villa en el siglo XVII.

El Hotel y Restaurante se encuentra en Château du Fort de la Redoute, y es muy fácil llegar, por las carreteras A26, salidas 4 ó 5, o por la departamental 943, ya que se encuentra a sólo 230 Km de Paris, 58 Km de Arras o 65 Km de Lille.

No dejemos el Hotel sin visitar los alrededores de Aire-sur-la-Lys. Podemos realizar un viaje en barco por el Lys, visitando las románticas tierras fundadas por Lydéric en el año 630 bajo el reinado de Clotaire II, que durante mucho tiempo estuvieron bajo dominio español; conocer la Baillage, con su arquitectura medieval, construida en el año 1600 y financiada con un impuesto a la venta de alcohol; fue estación postal y tribunal, y actualmente es la sede de la Oficina de Turismo.

Por supuesto, la torre de la Villa, construida en el año 1717 con su magnífico campanario declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco; la torre cumplía diversas funciones, como centinela de la ciudad, alarma de incendios, tesoro o prisión.  El campanario, antecesor del reloj, señalaba las horas de cada día en la vida de la ciudad y en los días claros, regala preciosas vistas de las lejanas colinas de Flandes.

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top