Hotel Celal Aga Konagi, lujo e historia en Estambul

hotel-celal-aga-konagi

Si hay una ciudad mágica esa es Estambul; la única ciudad bicontinental del mundo, apoyada sobre Asia y Europa, heredera de un pasado de impactante riqueza: estamos nada menos que en la antigua Constantinopla, ciudad de ciudades, como su nombre lo indica, pues Estambul proviene del griego: Eis Tin Poli, que significa justamente “en la ciudad”.  Precisamente aquí se encuentra Celal Aga Konagi, un hotel histórico ubicado en la parte antigua de la ciudad, construido sobre un hammam otomano, en el que nos vamos a alojar hoy.

Celal Aga Konagi ha sabido mantener las características arquitectónicas originales combinadas con prestaciones de alta tecnología y confort. Son en total 87 habitaciones distribuidas en 22 estándar, 60 deluxe, 2 Grand Suite, dos departamentos y una habitación con comodidades para personas con discapacidad. Hay diez habitaciones para no fumadores. Todas están equipadas con jacuzzi, baño, chimenea, televisión, Internet y conexiones de fax y ordenadores. También tienen caja de seguridad y teléfono directo. Tienen detalles de verdadero lujo: cortinados de seda con suaves motivos florales, las cabeceras de las camas en madera finamente tallada, colchones de tempur, edredones de pluma de ganso y sábanas de seda.

El Hotel cuenta con gimnasio, conexiones a Internet en el vestíbulo, centro de negocios con fax, impresora, fotocopiadora y ordenador, terraza, piscina cubierta, centro de salud completo con baño sauna, ascensores y servicio de recepción e información las 24 horas. También ofrece paquetes de regalo y servicio de cambio de divisas.

La decoración del hotel incluye verdaderas obras de arte, como los diseños en relieve de los frentes exteriores, realizados por artistas turcos, y las obras en el interior utilizando materiales de primera calidad como mármol egipcio en revestimientos de paredes y superficies, azulejos de Iznik y piedras del Amazonas.

Cuenta con dos restaurantes y cuatro bares, sala de reuniones con capacidad para 300 personas y salón de baile para 250 personas. El desayuno se toma en una sala con maravillosos ventanales que imita una fuente histórica, aunque también se puede disfrutar en la terraza con vistas a la ciudad de Estambul.

Dediquemos un párrafo al hammam histórico: se trate de Acemoglu, un baño construido en el siglo XVII para una asociación de jóvenes soldados jóvenes. En 1826 fue adquirido por la familia de Ismail Dede Efendi, uno de los compositores más importantes de música clásica del siglo XIX. Es una estructura única que ha llegado hasta nuestros días casi en su aspecto original, después de una restauración que se extendió por cinco años.

Es muy fácil llegar a este hotel ubicado muy cerca del aeropuerto, muy bien comunicado ya que a 5 minutos a pie se encuentra una estación de tranvía.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top