Escapada al romanticismo: el castillo de Chillon

castillo-de-chillon1

Este hermoso castillo medieval, símbolo del romanticismo universal, fue levantado sobre un islote en el peñascoso lago Léman, a 3 km de Montreux; con el hermoso marco del lago y la montaña resulta irresistible, y actualmente es el monumento más popular de Suiza, declarado Sitio Cultural y con atracciones para toda la familia.

Esta fortaleza fue construida en el siglo IX como defensa  y además por su posición estratégica permitía controlar el paso entre el norte y el sur de Europa.

Dentro del castillo encontraremos tres patios; el patio bajo, el del Châtelain o señor del castillo y por último el patio de honor, reservado a los condes y a los duques de Saboya. Actualmente, este patio es utilizado para espectáculos musicales como el prestigioso Montreux Jazz Festival.

Veremos también las cuatro grandes salas de recepción: la sala des Châtelains, señores del castillo, con columnas de roble de la época de los Saboya y techo artesonado del siglo XV;  el aula magna, la mayor de todas las salas, en la que actualmente se realizan conciertos con hasta trescientos espectadores; el aula nova, cuyo techo de madera tiene forma de casco invertido y alberga una colección de armas antiguas, objetos de estaño y muebles.

Sólo nos resta subir a la torre del Homenaje, para lo cual debemos ascender por una estrecha escalera, pero el esfuerzo es compensado por las magníficas vistas de Montreux, el lago Léman y los Alpes.

Las entrañas del castillo nos recuerdan historias de heroicos caballeros; las bóvedas subterráneas tienen decoraciones comparables a las catedrales góticas del siglo XIII. En este lugar se resguardaron las armas y municiones de la Flota de Berna durante los siglos XVII y XVIII, pero un poco antes sirvió como prisión del Estado y aquí, entre 1530 y 1536, estuvo François de Bonivard, “El prisionero de Chillon” en quien se inspiró Lord Byron para escribir este célebre poema en el año 1816.

Otros lugares para ver en el castillo son la habitación Bernesa, construida entre los siglos XVII y XVIII, con las comodidades más avanzadas para su época como una gran cama, baño, sistema de calefacción y agua corriente; la capilla, con sus pinturas del siglo XIV que reflejan con escenas del Antiguo y el Nuevo Testamento.

Por otra parte desde el año 2002 la Fundación Castillo de Chillon se encarga de la conservación del castillo de Chillon y  y también posee un viñedo de 12.500m2, Clos de Chillon, ubicado en la frontera entre las reputadas regiones vitícolas de Lavaux y Chablais del Vaud, cuyo producido se aplica a las obras de restauración del castillo. Produce un vino blanco suave y afrutado, ideal para combinar con pescados del lago o Gruyere de Jaman.

Otros lugares para visitar en las proximidades son Les Rochers de Naye, impresionantes paisajes a más de dos mil metros sobre el nivel del mar; los Viñedos de Lavaux, al oeste de Montreux y Vevey, en la costa de Lavaux; Gruyère, a la que podemos llegar en tren para descubrir su ciudad fortificada y la exposición permanente de arte fantástico.

En cuanto a las posibilidades de alojamiento en Montreaux, hay un abanico de posibilidades para todos los gustos y presupuestos; les recomendamos recorrer la página web del Municipio de Montreaux, donde podrán encontrar toda la información turística necesaria.

El Castillo de Chillon se encuentra en Avenue de Chillon 21, CH 1820 Veytaux, y para llegar debes tomar la Autopista A9, salida Villeneuve o Montreux. Los períodos y horarios de apertura son: de abril a septiembre de 9 a 18; de octubre a marzo de 9.30 a 17; de noviembre a febrero de 10 a 16.  Les recomendamos planificar su escapada visitando la página web del Castillo.

Tags:

Imprimir


1 comentario

  1. Me encanta la foto que habéis puesto con los pendones rojos. Cuando yo fuí no estaban. Igual sólo lo ponen en determinadas fechas. El caso es que gana mucho adornado.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top