El Templo de Hatshepsut, en Luxor

templo-de-hatshepsut-1

Uno de los países mas fascinantes del mundo es Egipto y la antigüedad de sus tantos monumentos es maravillosa. La sensación cuando uno camina por estos lugares es indescriptible, como si el peso de los siglos pudiera palparse y como si nuestra vida fuera apenas un breve pestañeo en la historia del mundo.

Además de las pirámides, Tebas y los demás monumentos, todos estupendos, hay uno que a mí personalmente me gusta mucho ya que nos habla de una mujer muy poderosa en su tiempo. La mujer es Hatshepsut, nieta, hija y esposa de faraones. No se sabe cuándo nació pero sí que fue uno de los hijos de Tutmosis I, un monarca hábil que expandió el imperio, pero que murió tempranamente sin herederos varones.

La joven Hatshepsut era la heredera por derecho pero parece que con una intriga palaciega pusieron a un hermanastro en el trono y ella se convirtió en Gran Esposa Real, o tuvo que conformarse con eso. Pero no por mucho tiempo pues sangre guerrera y muy real corría por sus venas así que las intrigas recomenzaron, esta vez a su favor. Cuando el nuevo  rey muere solo tenía un par de hijos varones muy menores y una hija de Hatshepsut pero las intrigas volvieron y como rey fue elegido un hijo del muerto con otra concubina sin renombre alguno.

templo-de-hatshepsut

Por eso, Hatshepsut, que no quería volver a ver la misma historia, se convirtió en regente del niño rey y con el tiempo se autonombró faraón, siendo una de las pocas reinas-faraones de la historia egipcia. Hoy podemos ver lo que queda de uno de sus templos, un complejo de templos mortuorios ubicados en la orilla oeste del Nilo y frente a Luxor.

El templo ha sido objeto de una reconstrucción pero sin esta seríamos incapaces de ver lo magnífico que era: hay una calzada de 100 metros que sube hasta el templo que consiste en tres patios-terrazas cubiertos de relieves esculturales. Se supone que una línea de esfinges iban del Nilo hasta la base y si bien hoy las terrazas nos parecen deslucidas y hasta  comunistas en tiempos de la reina debían estar pintadas, tener árboles, jardines y fuentes.

Todo el complejo debe haber sido maravilloso y data del año 1480 a.C. Está en Luxor, en Deir al-Bahri.

Más información en: Templo de la Reina Hatshepsut

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top