El Grand Balcon, mito y memoria

toulouse

Toulouse, en Francia, es la capital de la mayor región francesa, Midi-Pyrénées; bella ciudad donde vive la cultura, especialmente la música en sus grandes teatros como el Capitole o el  Zénith con nueve mil localidades, museos, galerías de arte y salas  espectáculos.

Esta ciudad con varios lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, como el Canal du Midi, y dentro de las rutas jacobeas, la Basílica Saint-Sernin y el Hôtel-Dieu Saint-Jacques, es conocida como “la ciudad rosa” por un  espectacular efecto luminoso entre sus muros de ladrillos.

A los entusiastas de la aeronavegación y la historia, les informamos que esta ciudad es la cuna de la mítica Aeropostal, la compañía francesa de aviación que en los primeros años del siglo pasado ya unía por aire las cosas españolas con el norte de África.  Precisamente en la plaza Capitole, en el centro de Toulouse, se encuentra el Grand Balcon, el hotel donde se alojaron Jean Mermoz y Antoine de Saint-Exupéry, dos de sus pilotos más famosos.

Jean Mermoz y Antoine de Saint-Exupéry habían elegido una pensión que llevaban adelante las las hermanas Marqués donde habitualmente se alojaban los audaces pilotos de la Aeropostal, 40 habitaciones que se disponían según el orden jerárquico de sus ocupantes: las dos primeras plantas para los pilotos y tercera para los mecánicos. La habitación N° 20 era la de Jean Mermoz; la 32, la del escritor Saint-Exupéry.

habitacion-grand-balcon

Completamente rejuvenecida por el arquitecto más famoso de la actualidad, Jean-Philippe Nuel,  la antigua y modesta pensión se ha convertido en un hotel temático donde la aviación juega un papel protagónico. Los colores recuerdan los viajes y el espacio, los techos y paredes pintados con cielos y nubes, citas de Saint-Exupéry… todo esto combinado con las últimas tecnologías, hacen del Grand Balcon un lugar donde la memoria viva nos permite recrear la historia a cada paso.

La habitación que ocupó Saint-Exupéry fue declarada como un lugar de memoria, aunque no se ha conservado mucho del aspecto original.  El hotel dio su nombre a una novela de Joseph Kessel sobre la que Henri Decoin filmó una película con los actores Pierre Fresnay y Georges Marchal, que interpretan a los dos jóvenes pilotos que iniciaron la historia de la Aeropostal.

El hotel se encuentra en 8-10, rue Romiguières, Toulouse; según nos informa su página web, posee 47 habitaciones y 5 suites desde 155 € la más económica hasta 350 € la suite. El desayuno se cobra aparte y el Lounge bar funciona hasta las dos de la mañana.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top