El Castillo de Rohan, en Alsacia

castillo-rohan

Francia es tierra de castillos. Bueno, toda Europa lo es, pero Francia tiene muchos distribuidos por toda su geografía y aunque los mas famosos y elegantes son los castillos del Loire, lo cierto es que en cualquier rincón de Francia hay un castillo. Por ejemplo, al noreste, en Alsacia, está el Castillo de Rohan o Chateau des Rohan. Está situado en el pueblo de Mutzig, data del siglo XIII y desde entonces ha pasado por las manos de varias familias nobles y obispos de la ciudad de Straburgo. Mutzig es un pueblo que está a las puertas del valle del río Bruche.

El castillo tiene sus orígenes en la fortificación del pueblo, en la segunda mitad del siglo XIII. Algunos siglos después los suecos lo destruyen, en la Guerra de los 30 Años, y se convierte en foco de varias batallas y rivalidades entre familias feudales. La estructura de estilo barroca que vemos hoy en día data de 1673, momento en que era la residencia del obispo de Strasburgo. Cuando la familia de Rohan toma el control del obispado de la ciudad se convierte en la residencia de los duques por varios años hasta que la familia se construye un palacio en la misma ciudad y el castillo pasa a un lugar secundario.

Cuando se desencadena la Revolución Francesa el castillo fue confiscado y vaciado y en 1799 lo compraron los hermanos Coulaz quienes en 1801 abrieron dentro de él una fábrica de armas que funcionó durante 70 años. Aquí es donde nacieron los famosos rifles Chasepot, los mejores de su época. Hacia 1893 los alemanes toman el castillo y vuelven a fortificarlo pero sería la última vez que la noble estructura medieval tuviera un papel bélico pues al día de hoy alberga un cine, una biblioteca y un museo municipal que exhibe una buena colección de rifles históricos.

El castillo de Rohan, en Mutzig, es una de esas joyas francesas que paseando por Alsacia te puedes encontrar. Y si te quedas un tiempo, ¿qué te parece disfrutar de una película en el cine del castillo? Hay tres funciones por semana.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top