- Diario de un Turista - https://diariodeunturista.com -

El Algarve, playas portuguesas

Algo más de 150 kilómetros de costa es lo que nos ofrece la región sur de Portugal, el Algarve. Por ésto y por mucho más es uno de los principales destinos turísticos del país vecino. Pueblos pintorescos, paisajes rocosos de acantilados y exuberante naturaleza y un ambiente magnífico son algunos de sus principales atractivos.

La capital del Algarve es Faro, así como la ciudad más importante de la región. Podemos optar por ir a los destinos más conocidos, que cuentan con todos los servicios turísticos, o bien escaparnos a algunos de los pueblos de pescadores que aún mantienen intactas sus tradiciones más populares.

La palabra Algarve significa el occidente de Al Andalus, ya que se sitúa precisamente en la parte occidental de Al Andalus, al sur de Portugal. Playas, pueblos con encanto, escapadas para toda la familia, rincones íntimos para ir en pareja, el Algarve ofrece un amplio abanico de posibilidades.

PLAYAS

En sus más de 150 kilómetros de costa podemos encontrar un total de 75 playas. Bañadas por el océano Atlántico, suelen ser playas de aguas frías (con respecto al Mediterráneo), aunque las que se encuentran en la zona sur son tal vez un poco más cálidas. El recorrido costero iría desde Castro Marim, al este, hasta Aljezur al oeste. Ambas poblaciones están separadas por 150 kilómetros.

Es difícil hacer una lista con las mejores playas del Algarve. Podemos dividir esas playas según la situación geográfica en la que se encuentren.

Hacia el este del Algarve tenemos las playas de Monte Gordo, la Praia da Lota y Praia da Manta Rota en primer término. A continuación encontramos la Praia de Cacelha Velha, situada en la Ría de Formosa, además de las playas de Cabanas y Tavira. Como os decíamos antes estas playas, por su cercanía con el Mediterráneo, son playas más cálidas, ideales para venir en familia y con niños.

En la zona central del Algarve distinguimos la preciosa Praia de Nossa Senhora da Rocha, situada en Armaçao de Pera, así como la playa del mismo nombre del pueblo y Praia Grande, cercana ya a la zona de la Albufeira. Precisamente la Albufeira cuenta con playas muy conocidas, como Praia dos Pescadores, Praia do Túnel, Praia da Oura y Olhos de Agua.

Si seguimos nuestra ruta llegamos a Vilamoura, veinte kilómetros al oeste de Faro, con la Praia da Marina y la Praia de Quarteira. Cerca se sitúa Quinta do Lago y sus preciosas playas. Todo este recorrido por la zona centro del Algarve es una sucesión de pequeñas calas y playas con acantilados rocosos, desde los que se obtienen unas vistas panorámicas del océano preciosas.

A partir de aquí dicen los turistas que aparecen las playas más hermosas del Algarve. El punto de partida sería Carvoeiro, 60 kilómetros al oeste de Faro. En esta zona habría que destacar Praia da Marinha, Praia de Valen Centeanes, Benagil y la propia Praia do Carvoeiro, frente al propio pueblo de pescadores. Junto a él se halla Ferragudo y Praia dos Caneiros, Praia Grande y Angrinha.

Pasando Ferragudo y las playas de Portimao llegamos hasta Lagos y su Meia Praia. En este tramo de costa se suceden una serie de pequeñas calas, como Praia da Mareta en Sagres. Antes de llegar a Sagres el recorrido nos lleva por las playas de Barrancao y Salema, y tras pasar Sagres tenemos Vila do Bispo, Bordeira, Praia de Monte Clérigo y, por último, Aljezur.

DESTINOS TURÍSTICOS EN EL ALGARVE

La región se caracteriza por una serie de pequeños pueblos pintorescos, muchos de ellos demasiado urbanizados y turísticos y otros típicamente tradicionales y pescadores. Si volvemos a comenzar nuestro recorrido hacia el este hay que citar Castro Marim, con sus dos castillos y la Reserva Natural de Castro Marim; Tavira, conocida como la Roma del Algarve por su elegancia y su gran número de iglesias; Olhao, uno de los pueblos de pescadores más grande del Algarve, de callejuelas empedradas y la hermosa Reserva Natural de la Ría de Formosa; y Monte Gordo.

Nuestra siguiente parada es Vilamoura, que cuenta con los mejores campos de golf del Algarve; la Albufeira, capital turística de la región; Faro, la ciudad más grande y de las más antiguas que podemos encontrar por aquí; Quarteira, una de las que más ha crecido en cuanto a urbanizaciones turísticas; y Loulé, con un mercadillo semanal ideal para comprar algún souvenir del Algarve.

No podemos olvidarnos de tres pueblos muy turísticos en la zona occidental, como son Portimao, uno de los principales puertos pesqueros del Algarve; Lagos, antiguo cuartel general del príncipe Enrique el Navegante, de ahí su importancia histórica; y Sagres, con la fortaleza de Ponta de Sagres, perteneciente al propio Enrique el Navegante, como principal atractivo.

CLIMA

El clima del Algarve es de tipo mediterráneo, que se caracteriza por unas temperaturas suaves en invierno y calurosas en verano. No presenta nevadas, sino incluso algunos días soleados en la época invernal, aunque frescos con temperaturas que no bajan de los 5 grados. Julio y agosto son los meses más calurosos, pero la cercanía del mar hace que difícilmente se pasen los 35 grados. Las lluvias aparecen especialmente en invierno. A medida que nos alejamos del Mediterráneo, hacia la costa oeste del Algarve, las temperaturas son un poco más bajas.

COMPRAS

Hay lugares estupendos para ir de compras por el Algarve, como Faro, Portimao, la Rúa do Comercio de Olhao, la cerámica de Lagos, las tiras de palma y las piezas de cobre de Loulé, etc… En todos los pueblos hay pequeñas tiendas tradicionales, tanto en su centro histórico como en el paseo marítimo. Mercadillos en los que venden los típicos azulejos de Portugal, los encajes de ganchillo, tallas de madera con la cruz de Monchique, sombreros de esparto, etc…

GASTRONOMÍA

Como zona costera, en el Algarve predominan los platos de pescados y mariscos. Aquí se preparan las tradicionales cataplanas de peixe, las calderetas, las sopas de pescado, las sardinas asadas de Portimao, el atún de Tavira o el pulpo de Santa Luzia. Almejas, navajas, calamares y chipirones también pueden verse en los menús. Platos más consistentes son el cocido de garbanzos, mientras que para beber hay licores, aguardientes y la cerveza portuguesa.

VIDA NOCTURNA

Especialmente en verano la mayoría de pueblos del Algarve cuenta con su propia vida nocturna. Alguna más tranquila que otra, pero en ninguno faltan los clásicos restaurantes, terrazas al aire libre, bares de copas, coctelerías, pubs y discotecas. Muy animada de noche está Portimao, con sus restaurantes de sardinas, sus casinos, bares y discotecas; Vilamoura, Albufeira, Carvoeiro, Faro y Sagres.

TRANSPORTES

Lo mejor es alquilar un coche para ir de playa en playa y de pueblo en pueblo. De un extremo a otro son casi 200 kilómetros, por lo que las distancias no son excesivas. Además hay hoteles y otros complejos turísticos desde los que tendréis que desplazaros en coche para ir a la playa. De todas maneras hay un tren que une Lagos con Faro y Faro con Vila Real do San Antonio, además de autobuses que unen todos los pueblos y ciudades.

CÓMO LLEGAR

La mejor forma de llegar tal vez sea hasta el Aeropuerto Internacional de Faro, situado a 7 kilómetros de la ciudad. Desde el aeródromo hay autobuses y taxis que comunican con la propia Faro, y desde allí ya podéis desplazaros a otros puntos del Algarve. Hasta Faro también se puede llegar en tren, pero desde Lisboa. Asimismo hay autobuses (hay uno que une Sevilla y la Albufeira) y las carreteras están perfectamente señalizadas para llegar.

ALOJAMIENTOS

La variedad de alojamientos es inmensa. Hoteles modernos y exclusivos, alojamientos de nivel medio, hostales y pensiones, apartamentos de alquiler, campings, autocaravanas…

Si queréis alojaros en la región podéis hacerlo en: Hoteles en el Algarve

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si queréis más información sobre el Algarve, podéis encontrarla en: Turismo en el Algarve