De Viena a Budapest, capitales imperiales

Palacio de Schonbrunn en Viena - jardines

Viena y Budapest son dos de los principales destinos turísticos de Europa. Capitales imperiales ambas, son muchos los turistas que se aventuran a planificar cómo ir de Viena a Budapest, o viceversa, ya que las dos ciudades apenas están separadas por 245 kilómetros. Esta cercanía y el hecho de estar ante dos ciudades monumentales invitan a preparar una visita conjunta.

Conociendo Viena

Viena es la capital de Austria, un país que es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza, la arquitectura y la música entre otros elementos. Situada a orillas del Danubio, resulta impactante comprobar la belleza barroca de sus edificios, testigos directos de muchos de los más grandes acontecimientos ocurridos en Europa. Solo hay que recordar que el centro histórico de Viena es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2001.

Allí encontramos castillos y jardines barrocos, el maravilloso palacio imperial de Hofburg, la Staatsoper o edificio de la ópera nacional, la magistral Catedral de San Esteban, una de las iglesias góticas más fascinantes de Europa, que lucha en importancia con la Iglesia de San Miguel, y, cómo no, elementos tan curiosos pero simbólicos como las casas de Beethoven, Freud o Mozart. Porque Viena, entre otros aspectos, es una de las capitales europeas de la música clásica.

No podemos olvidar que Viena cuenta además con algo más de 50 museos, entre los que destacan el Kunsthistorisches Museum, el Museums Quartier, o las colecciones que podemos ver en el Castillo de Belvedere y el Palacio de Albertina. Fuera del centro histórico la visita imprescindible, además del famoso Prater, nos lleva hasta el Castillo de Schonbrunn, conocido como el Versalles austríaco, residencia veraniega de los Habsburgo.

Conociendo Budapest

Si Viena es una capital mágica, Budapest no se queda ni mucho menos atrás. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987, la capital húngara también duerme a los pies del Danubio. Al igual que Viena, la belleza de su arquitectura es sencillamente deslumbrante. La Perla del Danubio, formada por tres núcleos de población (Buda, Obuda y Pest) es la elegancia hecha ciudad.

En ella disfrutamos de una serie de visitas imprescindibles, tales como el majestuosos Palacio Real, que hoy alberga la Galería Nacional y el Museo de Historia, la Iglesia de San Matías junto al Baluarte de los Pescadores, el Castillo de Budapest, atalaya de la ciudad desde la colina, la ciudadela del monte Gellert, otro de los miradores de Budapest, y el Puente de las Cadenas. La belleza de este puente al anochecer enamora de forma sublime.

Budapest, vista del Parlamento

Frente al Danubio la majestuosa planta del Parlamento húngaro, uno de los edificios neogóticos más hermosos de Europa. No perderos tampoco el Museo Nacional Húngaro, el barrio judío, la Plaza de los Héroes, el Museo de Bellas Artes y, aprovechad la oportunidad, ya que Budapest cuenta con hasta cincuenta baños termales. De entre ellos hay que recomendar los baños de Gellert en el barrio de Buda.

Pero, como os decíamos al principio, ¿y si queremos aglutinar en un solo viaje ambas ciudades? En realidad, hay muchas opciones de transporte para salvar los 245 kilómetros que separan a ambas capitales. Lo más factible es hacerlo en tren, en coche, en autobús o incluso en barco.

Formas de ir de Viena a Budapest

– Tren

Viena y Budapest (junto con Praga) están unidas por lo que se conoce como la Ruta de las Capitales Imperiales. Saliendo desde Viena, en menos de 3 horas llegamos con nuestro tren a Budapest. Realmente no es necesario ni tan siquiera reservar los billetes con antelación (aunque es lo aconsejable) ya que son hasta 9 los trenes que, a diario, unen ambas capitales. El precio de un billete en clase turista es de 39,80 euros.

– Coche

Desde Viena a Budapest hay una distancia de solo 245 kilómetros, lo que quiere decir que en poco más de 2 horas estaremos en nuestro destino. Las carreteras están perfectamente señalizadas y, a diferencia del tren, podemos hacer un pequeño desvío a la salida de Viena y visitar Bratislava, la capital eslovaca, situada a 80 kilómetros de la ciudad vienesa. A mitad de camino hasta Budapest también podemos detenernos en la bonita ciudad húngara de Gyor.

– Autobús

El autobús es otra opción muy interesante para viajar de Viena a Budapest. Se tarda un poco más que el tren, 2 horas y 50 minutos, aunque el precio es menor (los billetes suelen costar unos 20 euros ida) El único inconveniente es que no hay demasiados autobuses diarios que unan ambas capitales (unos 5 en total) de ahí que, si queréis ir con tranquilidad, y no os importa el horario, es mejor el tren que el autobús. Por precio, más barato sin duda el bus.

– Barco

La opción más pintoresca es haciendo un crucero a través del Danubio. Hay diferentes compañías que realizan este tipo de viaje, algunas de ellas con pequeñas paradas en ciudades como Bratislava y Visegrad. Estos cruceros tardan unas 5 horas y media en cubrir todo el recorrido, y el precio de los billetes oscila entre los 90 y los 100 euros. Eso sí, estos cruceros operan desde finales de abril hasta octubre.

Como veis son muchas las opciones que tenemos de llegar desde Viena a Budapest. La cercanía de ambas ciudades y las facilidades de comunicación hacen que, si estáis pensando visitar alguna de ellas, intentéis hacer todo lo posible por agrupar el viaje en uno. Seguro que si el tiempo lo permite, lo agradeceréis.

– Excursión organizada

Si lo que se pretende es conocer Budapest durante la estancia en Viena, existe la posibilidad de contratar una visita organizada y así evitar quebraderos de cabeza. Y es mejor aún si se puede realizar con guía español.

Más información y reserva:

Excursión a Budapest desde Viena

Tags: , , ,

Imprimir


11 comentarios

  1. Javier Gómez dice:

    Hola, María Luisa:

    Viena es una capital preciosa; puro arte y sobre todo, estilo y elegancia. Pero ver lo esencial de ella te llevará mínimo un par de días o tres. Si quieres quitar un día, quizás se lo quitaría a Praga. Con dos días completos y bien aprovechados en Praga podrás más o menos ver la capital checa (y conste que de las ciudades que me has mencionado, Praga es la que más me gusta con diferencia, pero es también la más pequeña de las cinco).

    Saludos.

  2. Sofía dice:

    Hola,

    Muchas gracias por la información! Y los links que has dejado.
    Yo viajaré ahora a finales de Mayo a Budapest, Viena y Praga, pero tengo una pregunta sobre los autobuses ¿es necesario comprar con anticipación de manera on line los billetes de autobus? Mi miedo es que al llegar allí no hayan plazas. ¿En cual empresa de autobus se puede comprar mejor?

    Gracias!

  3. grazhiela Rey dice:

    podrían recomendarme una línea de camiones para transportarme de praga a budapest? gracias

  4. Administrador dice:

    Hola, Sofía:

    La empresa más conocida es la húngara Volanbusz. En su página web puedes sacar los billetes. Si no te quieres arriesgar te aconsejo que los lleves sacados de antemano. Al menos así tendrás asegurado el horario. De todos modos, como ves, hay muchas opciones de viajar entre una y otra ciudad, de modo que si no tienes buses, podrás tomar el tren.

    Saludos.

  5. Monica dice:

    Hola a todos :
    Quisiera viajar de Viena a Budapest en bus ,pero me está siendo muy difícil sacar los tickets con antelación .
    Alguien podría informarme sobre alguna página o empresa donde pueda ser posible .
    Muchas gracias por la ayuda .

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top