De El Rocío a Niebla, ruta del vino en Huelva

puente-romano-de-niebla

Huelva se encuentra en un estuario, entre marismas y canales, sobre el Océano Atlántico. Si llegas a Huelva atraído por sus playas, hay una excursión de fin de semana que no te puedes perder: la ruta del vino de El Rocío a Niebla, y un recorrido por este último municipio, que esconde secretos dignos de revelarse, como las románticas Murallas de Niebla, construidas con la tierra del río Tinto que le otorgan su característico tono rojizo.

El itinerario entre El Rocío y Niebla nos invita a conocer los excelentes vinos blancos y dulces que se agrupan bajo la Denominación de Origen Condado de Huelva, de los cuales las variedades más típicas son el “oloroso”, un blanco frutado, el mistela, el moscatel y el vino de naranjas.

Comencemos nuestro recorrido por la comuna de Almonte, a la que pertenece  El Rocío, una pequeña villa conocida por su Iglesia de la Virgen del Rocío, en la que se realiza una de las peregrinaciones más populares de España: durante el fin de semana de Pentecostés, más de un millón de peregrinos llegan para venerar a la “Blanca Paloma”.   Se encuentra a 15 Km. al norte de la ciudad de Huelva por la carretera A 483, al norte del Parque Nacional de Doñana y de las populares playas de Matalascañas, pero es famosa por su delicioso vino de aroma sutil y por su encantadora arquitectura, remarcada por balcones tradicionales de elegantes rejas de hierro forjado.  En la Plaza de la Virgen de El Rocío se puede ver la iglesia parroquial y los edificios públicos, de estilo colonial.

A 9 Km. de aquí se encuentra Bollullos del Condado, una de las mejores representaciones de la tradición vinícola. Antiguas y renombradas cavas mantienen los procesos ancestrales de elaboración del vino; aquí podremos disfrutar de excelentes blancos o del vino dulce de Bollullos, que se degusta en tazones de barro, directamente extraído de las grandes cubas.

Nuestro recorrido continúa en La Palma del Condado, a 4 Km. de Bollullos; un pueblo luminoso, reputado por sus excelentes vinos, sus plazas bordeadas de elegantes mansiones y sus interesantes monumentos. Si llegan en septiembre, podrán disfrutar de la Fiesta de la Cosecha, que se celebra desde el siglo XIV.   No dejen de visitar la Plaza de España; es el centro de la vida local, bordeada por las fachadas del antiguo Palacio del Señorío, el teatro y mansión de Los Arcos, y la mansión de Tirado, decorada con una reja y azulejos que reproducen “Las Meninas” y “Las Hilanderas” de Velázquez.

A sólo 8 Km. al oeste de La Palma del Condado se encuentra Niebla, última etapa de nuestro viaje, a la que llegaremos por la carretera A472. Niebla es llamada “La ciudad de la Pólvora”; un pueblo antiguo, pues está poblado desde el siglo VIII antes de nuestra era. Resguarda un importante centro histórico e interesantes monumentos; de hecho, nos recibe con sus murallas almohades, del siglo XII, que se encuentran entre las más completas de España: tienen una extensión de dos kilómetros, cincuenta torres defensivas y cinco puertas de acceso.

Nuestra visita al pueblo de Niebla debe comenzar por la Oficina de Turismo, instalada en el Hospital de Nuestra Señora de los Ángeles, de la que parten los diferentes circuitos culturales. Los lugares que no te puedes perder en Niebla son la Iglesia de Santa María de la Granada, construida sobre una antigua mezquita, con un bucólico patio de naranjos que contrasta con sus elementos góticos; la Iglesia de San Martín, partida en dos por una calle, levantada sobre una antigua mezquita y ésta a su vez sobre una más antigua sinagoga; el Alcázar o Castillo de los Guzmanes, del siglo XV, con vestigios de la época árabe. Para terminar, el gran Puente Romano sobre el río Tinto.

Si la idea es quedarse, estamos a sólo 29 Km. de Huelva, donde encontraremos alojamiento para todos los gustos y presupuestos; en Niebla no hay dónde quedarse, pero sí en El Rocío, que cuenta con al menos dos hoteles con restaurante.

Foto: Wiki Commons

Tags:

Imprimir


2 comentarios

  1. Juan dice:

    La Palma del Condado tiene titulo de Ciudad y en todo caso se le puede denominar como pueblo o municipio, pero NUNCA aldea.

  2. admin dice:

    Tienes toda la razón, Juan. Nuestras excusas. Ya ha sido rectificado. Un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top