Cómo ir al Palacio de Versalles

Palacio de Versalles - entrada

La del Palacio de Versalles es una de las excursiones más interesantes que podemos realizar cuando nos alojamos varios días en París. Hablamos de un palacio ubicado en el municipio de Versalles, a poco más de 20 kms de París. Un precioso edificio que cuenta con tres palacios, jardines y un parque; un dominio inmenso que comenzó con el pabellón de caza construido por Luis XIII y que alcazó todo su esplendor con Luis XIV.

La visita al Palacio nos mostrará un sinfín de estancias con una decoración palaciega impresionante. Destacan los aposentos del rey y la reina o la galería de los espejos, con 73 metros de longitud y plagada de espejos, la misma cámara en la que en 1919 se firmó el tratado de Versalles.

Por otro lado, están los jardines, con una extensión de más de 800 hectáreas. Unos jardines que, aunque pueden ser complicados de recorrer por completo, guardan tesoros como el Gran Trianón o el Dominio de María Antonieta.

Para llegar a este palacio es posible hacerlo por nuestra cuenta o bien contratando una excursión. Con la primera opción tendríamos, además, que llegar con tiempo para comprar las entradas.

Gran Trianon en Versalles

¿Cómo llegar al Palacio de Versalles desde París?

Tienes varias opciones. Por un lado, está el RER, que es la opción más cómoda. Se trata de una línea de trenes de cercanía. Lo bueno es que la frecuencia de paso es altísima, con un tren cada 15 minutos. En cuanto al precio, debes comprar un billete de zonas (1-4) de ida y vuelta que puede estar en torno a los 9 euros.

Otra opción es la de los trenes Transilien, que podrás cogerlos en la estación Gare de Montparnasse (línea N) o tomar el tren hacia Versailles Rive Droite (línea L) en París Saint Lazare. El precio es similar al del RER.

También puedes llegar en autobús. Para ello, tienes que tomar la línea 171 en Pont Sèvres. El trayecto es muy corto, de unos 30 minutos. La frecuencia de los autobuses es cada 10 minutos. Además, este medio te deja justo en la Plaza de las Armas, delante de la entrada del Palacio de Versalles.

Es posible ir en taxi, pero recuerda que un trayecto te costara casi los 50 euros. Asimismo, también puedes ir en coche de alquiler y dejarlo en el parking de Place des Armes.

Entradas y visitas guiadas al Palacio de Versalles

Tanto si vas por tu cuenta, como si prefieres una visita guiada con traslados incluidos, puedes comprar tus entradas al Palacio de Versalles a través de internet.

Se organizan diferentes rutas y hay varias modalidades de entrada. Por ejemplo, tienes la entrada general al Palacio de Versalles con audioguía y acceso total a los jardines. Una entrada simple pero muy completa, pues podrás ver todas las estancias del palacio con una audioguía que te explicará absolutamente todo, e incluso cuentas con otra entrada con audiopen y mapa interactivo. Pero quizás la forma más cómoda, si te has quedado a dormir en París, sea hacerlo con una visita guiada ya desde la misma capital francesa. Llevando el traslado incluido te despreocuparás de transportes, y además te acompañará un guía experto que te contará toda la atractiva historia del palacio y muchas de sus curiosidades.

Merece la pena visitar el Palacio de Versalles, te lo aseguro. Alternativas no te van a faltar: solo necesitarás un poquito de tiempo, y contigo te traerás uno de los mejores recuerdos de París.

Más información

En el siguiente enlace puedes ver todo lo que hasta la fecha llevamos escrito sobre la capital francesa: de turismo por París.
Print Friendly, PDF & Email

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top