Collioure, no hay cielo más azul

Collioure

Así comenzó a hablar el pinto Henri Matisse de Collioure: “no hay cielo más azul en Francia, Collioure…”. Algo tiene que tener esta bellísima localidad costera para que un poeta de la talla de Antonio Machado la escogiera para acabar sus días en ella. Algo tienen que tener ese cielo azul y sus cálidas aguas mediterráneas para que tantos la mencionen. Junto a Machado o Matisse, Braque, Picasso o Dalí fueron huéspedes insignes.

Como Cadaqués o como algunas otras pequeñas villas escondidas en el Mediterráneo, Collioure sabe ofrecer a quien la visita lo mejor de sí misma: su corazón amable y su acogedor bienestar. Tranquilidad melancólica y paz. ¿Qué más se puede pedir?

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top