Alte-Lohnhalle, hotel industrial en el Ruhr

hotel-alte-lohnhalle

En el año 2010 la cuenca del Ruhr, en Alemania, fue declarada “Capital Europea de la Cultura”. Centro de la civilización industrial por excelencia, el Ruhr es una región de incomparable belleza, y los antiguos complejos industriales, testigos de otra época, se han reconvertido actualmente en parques y museos, para transmitir a sus visitantes el lazo afectivo que unió a la comunidad con una fábrica, un horno de carbón o una mina.

En Essen-Kray, por ejemplo, hay un sorprendente edificio industrial de ladrillos, con aspecto un poco de mansión y un poco de iglesia, donde los obreros de la mina Bonifacius, fundada en 1865, venían a cobrar su salario. Precisamente en este lugar increíble funciona el hotel Alte Lohnhalle en el que nos vamos a alojar hoy.

Alte Lohnhalle combina la cultura industrial con la hospitalidad contemporánea; de hecho, está incluido en la Ruta del Patrimonio Industrial. Como resultado, un hotel moderno, confortable, con buen diseño y sin ostentación. Son en total 17 habitaciones que pueden albergar un máximo de 36 huéspedes, dos salas de reuniones con capacidad para 18 asistentes y un comedor de 280 m2 que irradia toda la belleza de la arquitectura histórica. La cocina es casera, sencilla y mediterránea, con acento en la calidad.

Las habitaciones pueden ser individuales, dobles, triples o estudios. Son todas diferentes, decoradas en forma individual, con baño privado decorado en alegres colores y con diseños clásicos del siglo XX. Al estar lejos de la carretera, son tranquilas y silenciosas.

Haciendo honor a su pasado industrial, los horarios de entrada y salida del hotel son bastante estrictos; por ejemplo, de lunes a viernes el horario de recepción es de 7 a 22 y los sábados y domingos de 8 a 22; fuera de estos horarios, deben llegar con cita previa. El hotel cuenta con servicios de pago para sus huéspedes como paraguas, ordenador portátil, plancha, kit de costura, y también elementos de uso personal como cepillos de dientes, dentífrico, maquinillas de afeitar desechables y casi todo lo que puedan necesitar.

En cambio ofrece los siguientes servicios gratuitos: aparcamiento, un pase para viajar gratuitamente en el transporte público del Rhein-Ruhr (VRR), gimnasio, pista de bádminton, sauna, masajes, spa y depósito de bicicletas.

Los huéspedes no querrán dejar el hotel sin pasar por su tienda, donde pueden adquirir broches con la insignia oficial de la antigua Mina Bonifacius, la insignia oficial del hotel, mapas regionales de rutas en bicicleta y de la Ruta Industrial entre Zollverein, declarado Patrimonio de la Humanidad, y Bochum Westpark y mucho más, como tarjetas, libros y otras guías turísticas.

Foto: Hotel Alte Lohnhalle

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top