Aisia Lantaron Spa, refugio costero

hotel-aisia-islares

Este pequeño hostal se encuentra en Islares, un pintoresco pueblecito pesquero del este de Cantabria. Rodeado de mar y con vistas a una pequeña cala que forma un puerto natural, en una franja costera casi virgen, representa la combinación ideal entre relax y propuestas culturales ya que se encuentra a pocos minutos de la ciudad de Bilbao.

Islares se encuentra en la desembocadura del río Agüera, el punto más oriental de Cantabria, donde se forma la playa de Arenillas, pequeño oasis de paz e inspiración en un lugar donde la belleza y la fuerza del mar cantábrico se expresan en toda su dimensión.

Pertenece al municipio de Castro Urdiales; a sólo ocho kilómetros de la ciudad cabecera, está habitado por poco menos de trescientas almas que se agrupan alrededor de una iglesia gótica y un castillo en el que se encuentra un faro.

El hotel tiene 19 habitaciones, sala de reuniones y un restaurante que balconea sobre el mar; la cafetería se encuentra en la terraza que en verano nos promete veladas deliciosas. El spa ofrece tratamientos de belleza y abundante relax, masajes y servicios de aguas termales.

La cocina como no podía ser de otra manera, se especializa en platos de cocina marinera, con muchos mariscos, pescados y arroces, y el restaurante, elegante y sencillo, ofrece panorámicas privilegiadas.

El hotel ofrece distintas programas desde una hasta seis noches, cada uno de ellos a su vez con diferentes opciones. Por ejemplo el programa de una noche, en régimen de media pensión, propone una sesión de chocoterapia corporal, apiterapia o sea un tratamiento estético en base a productos apícolas, tratamiento tropical con productos frutales, olivoterapia –no necesita explicación- o relajación ayurveda.

Además, podemos aprovechar nuestra estancia en este precioso hostal para recorrer la villa de Islares, con su iglesia de estilo gótico dedicada a San Martín, la ermita de San Roque y las ruinas del antiguo hospital de peregrinos de la Vera Cruz, ya que este lugar se encuentra en plena ruta jacobea. A pocos minutos se encuentra la villa de Castro Urdiales, con su pueblo viejo y callejuelas medievales que en 1978 fue declarada Conjunto Histórico; aquí podremos conocer la iglesia de Santa María, que es la mejor obra gótica de Cantabria, junto a ella el castillo con su faro, el puente de Santa Ana y las pinturas rupestres de la Peña del Cuco.

Si buscamos un poco más de movimiento, la ciudad de Bilbao nos espera con sus propuestas culturales, de ocio, diversión y entretenimiento.

Foto: Aisia Islares

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top