Visitar Sighisoara, ciudad medieval transilvana

sighisoara

En la zona central de Rumanía se encuentra Transilvania. Se trata de una región histórica que está bordeada al este y al sur por los Montes Cárpatos y que, aunque todos relacionamos con el Conde Drácula, está íntimamente ligada a la historia del país. A lo largo del tiempo ha estado bajo el dominio de muchas tribus y países, desde el reino de Dacia, pasando por los romanos y después por varias tribus bárbaras como los hunos, los visigodos, los eslavos y los búlgaros. Después llegarían los húngaros y los Habsburgo.

Cuando estás de visita por esta parte de Rumanía te olvidas pronto de los cuentos de horror de Drácula, pues es una de las regiones mas hermosas de Europa. Entre los pueblos medievales que en este rincón del mundo puedes visitar, distinguimos hoy el pueblo de Sighisoara.

Sighisoara fue fundado por los sajones en el siglo XII y es al día de hoy uno de los pueblos medievales mejor conservados de todo Europa. Tanto es así que la UNESCO lo ha proclamado Patrimonio Mundial.

En esta joya arquitectónica de calles angostas y adoquinadas, encontrarás iglesias intensamente decoradas y elegantes casas burguesas que parecen salidas de una novela. Y no le falta vínculo con la historia del Príncipe Empalador, Vlad Tepes, ya que aquí nació el que a la postre gobernaría Walachia entre 1456 y 1462. Su residencia todavía se conserva, y se puede visitar entre el grupo de edificios históricos que también componen la iglesia del Monasterio Dominicano, una casa veneciana del siglo XIII, y la vieja Iglesia de la Colina que tiene frescos de cinco siglos.

La ciudadela medieval fue construida en el siglo XII bajo el nombre de Castrum Sex o Fuerte Seis, pero en el siglo XV fue ampliada y reforzada. Fue en ese mismo siglo cuando la industria local, artesanías y comercio, creció también y eso ayudó a la riqueza de Sighisoara. La riqueza trajo también conflictos importantes, así que la ciudad tuvo que ser defendida por muchos bastiones y catorce torres, cada una de las cuales estaba mantenida y defendida por alguno de los gremios de artesanos. Hoy un ejemplo de ellas es la Torre del Reloj en la puerta principal.

Una caminata por sus calles es una experiencia mágica. Y si tienes tiempo y ganas de recorrer la región, puedes seguir tu recorrido por la Historia del país a través de otras ciudadelas medievales sajonas cercanas.

A Sighisoara puedes llegar en tren desde Budapest, Praga o Viena.

Foto: vía imtonya

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top