Visitando la Catedral de Valencia

Catedral de Valencia

La Catedral de Valencia es uno más de esos edificios cuyas obras se alargaron durante varios siglos. Comenzó a construirse en el siglo XIII, y aún a principios del XVIII se estaba rematando la fachada principal, aunque la mayor parte del conjunto corresponde a los siglos XIV y XV. Actualmente es uno de los principales monumentos de la ciudad valenciana.

Se halla bajo la advocación de la Santísima Virgen María, y en ella destacan numerosos elementos de gran interés. Como os acabamos de comentar, la fachada principal es de principios del siglo XVIII, y a su izquierda se levanta uno de los símbolos de Valencia, el Micalet o Miguelete. Se trata de una torre octogonal de 65 metros de altura que fue construida a finales del siglo XIV y principios del XV. El nombre le viene por la campana mayor que alberga y que fue bautizada el día de San Miguel de 1418.

Además de la fachada principal, la Catedral de Valencia cuenta con otras dos portadas de gran interés. En primer lugar la Puerta del Palacio, construida en estilo románico en el siglo XIII, y por otro lado la Puerta de los Apóstoles, de mediados del XIV, esta ya de estilo gótico. Tal vez sea la segunda la más bella del conjunto, ya que está profusamente decorada con estatuas, relieves y un enorme rosetón.

Es precisamente en la Puerta de los Apóstoles donde se reúne cada jueves el Tribunal de las Aguas, encargado de dirimir los conflictos por el agua de riego de la Vega de Valencia. La reunión da comienzo a las 12.00 horas, cuando suenan las campanas del Miguelete. Este tribunal fue fundado en el año 960, de ahí que sea uno de los más antiguos del mundo que sigue en funcionamiento.

Si pasamos al interior del templo hay que visitar de manera imprescindible la Capilla del Santo Cáliz. Está situada en la nave derecha y alberga el que la tradición cree que es el Santo Grial, el cáliz que fue empleado por Jesús en la Última Cena. En la misma capilla se puede ver un fresco de la Adoración de los Magos, del siglo XV, y las cadenas del puerto de Marsella tomadas por los aragoneses en 1423.

Otros lugares a visitar en la iglesia serían el Museo de la Catedral, con pinturas y esculturas valencianas de los siglos XV y XVI, la Capilla de San Francisco de Borja con dos cuadros de Goya, el retablo de la Resurrección con la Virgen de la Cadira del siglo XV, o el Crucifijo de la Buena Suerte en una de las capillas laterales.

Como primer templo de la ciudad, la Catedral de Valencia es uno de los principales monumentos que tenemos que conocer en la capital valenciana. Al situarse en el centro histórico no tiene pérdida.

Para saber más sobre la provincia: artículos escritos sobre Valencia

También puedes leer sobre otras catedrales en: Catedrales del Mundo

Foto via Diego Delso

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top