Visita a la ciudad de Miskolc

Castillo de Diosgyor en Miskolc

Miskolc es una ciudad ubicada al noreste de Hungría, y una de las más grandes del país. Cuenta con una historia que se remonta a la era paleolítica, y el vasto terreno que ocupa ha resultado en una división de la ciudad en varios distritos de gran tamaño, cada uno con sus particularidades y atractivos.

El actual territorio de Miskolc ha estado habitado durante más de 70 mil años. Los primeros pueblos que vivieron en la zona fueron tribus celtas, pero el pueblo húngaro ha tenido una importante presencia desde el siglo IX. El nombre de la ciudad, de hecho, responde al clan Miskóc, quienes se instalaron en la región a principios del siglo XIII, según los registros históricos.

En 1365, el rey Luis I declaró a Miskolc pueblo comercial, elevando así su rango y concediendo una fortaleza defensiva, al fortificar el castillo de Diósgyor, que hoy forma parte de la ciudad.

Tiempos más duros siguieron a esta época de crecimiento. Tras la ocupación otomana y el asedio de los turcos, que quemaron la ciudad a mediados del siglo XVI, Miskolc consiguió recuperarse gracias al cultivo de vides vinícolas. En el siglo XVIII, la ciudad fue un escenario fundamental de la Guerra de la Independencia húngara, cuando el príncipe Francis II Rákóczi instaló allí sus cuarteles.

Entre los siglos XVII y XIX se erigieron en su territorio numerosos edificios y monumentos, muchos de los cuales son hoy en día importantes reclamos turísticos de la ciudad.

Actualmente, la ciudad está formada por varios distritos reunidos bajo una misma jurisdicción. En el corazón de Miskolc, en el distrito de Avas, se encuentra la colina del mismo nombre, de unos 230 metros de altura. Allí está ubicada la torre Avas, que es la postal más famosa de la ciudad. Desde lo alto de la colina se pueden obtener bellísimas vistas de las inmediaciones.

Torre Avas en Miskolc

La Torre Avas

El centro de la ciudad es conocido como Belváros, y si bien no dispone de tantas vistas interesantes, sí vale la pena visitar la calle principal, Széchenyi, el Ayuntamiento y la calle Elizabeth, que preservan el aspecto que Miskolc presentaba en el siglo XIX.

El distrito de Diosgyor recibe su nombre del castillo homónimo, abierto para visitas. Cuenta con varias exhibiciones distribuidas en distintos espacios, como una muestra de la historia del castillo y del monasterio Paulina, en la torre noreste; una exposición de armas y de objetos de cera. Asimismo, es posible subir hasta lo alto de la torre noroeste y obtener vistas magníficas de las inmediaciones.

Miskolctapolca es el destino perfecto para relajarse y tomar un descanso, ya que es un área ideal para vacacionar. Allí se encuentra un baño termal natural situado en el interior de una cueva.

Miskolc cuenta con dos estaciones de ferrocarril, Tiszai y Gomori, y está conectada por este medio con la ciudad de Lillafured. También dispone de 36 líneas de autobús y 2 líneas de tranvía, por lo que traslasdarse en el interior de la ciudad es muy sencillo.

Otros lugares de Hungría que hay que visitar…

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top