Viaje a Vilnius, guía de turismo

Vilnius

¿Qué nos podéis decir turísticamente hablando de una ciudad como Vilnius, capital de Lituania?. Quizás sólo se nos venga a la imaginación que debe hacer mucho frío por esos lares… ¿solamente?… Pues no sabéis lo que os perdéis. Vilnius es una encantadora ciudad medieval, con magníficas iglesias, casas de espectaculares colores y un ambiente privilegiado.

Su arquitectura antigua mezcla influencias de estilos, como el escandinavo, el alemán o el ruso. Sus calles empedradas del centro histórico nos muestran un Vilnius barroco. Bañada por los ríos Neris y Vilnia, la belleza de Vilnius se complementa con sus colinas boscosas.

La mejor época sin duda para visitar Vilnius es en verano, cuando las temperaturas rondan los 30 grados, haciendo posible que podamos recorrerla y sentarnos en sus terrazas al aire libre. En cambio, en invierno, las temperaturas son gélidas, casi siempre por debajo de los ceros grados, y hay muy pocas horas de luz.

VISITAS EN VILNIUS

– El Castillo de Gediminas

Permanente centilena de Vilnius desde el siglo XIII, este histórico castillo fue construido por el fundador de la ciudad, y ha servido como bastión de la defensa, cárcel y hoy, gran atracción turística. Originalmente el castillo era de madera, aunque más tarde se revistió con gruesos muros de piedra de hasta tres metros de grosor. A pesar de todo, fue casi destruido por las tropas rusas en el siglo XVII.

Completa y maravillosamente restaurado, desde la parte superior de su torre octogonal se puede tener una impresionante vista de la ciudad vieja. El castillo también alberga un museo que muestra la historia de Lituania y Vilnius.

– La Catedral de Vilnius

La resplandenciente Catedral de Vilnius se levanta con orgullo en la plaza central de la ciudad vieja. Se asemeja a un templo griego clásico más que a una iglesia cristiana. Está llena de impresionantes obras de arte, y fue construida en el siglo XIII. Ha sido reconstruida en varias ocasiones, debido a las invasiones, las tormentas o los incendios. Contiene más de 40 pinturas y frescos, así como la Capilla de San Casimiro, construida en 1623, que alberga ocho estatuas de plata, chapadas en oro.

Catedral de Vilnius

– El Parque Europa

A pocos kilómetros al norte de Vilnius, el escultor Gintaras Karosas fundó el Parque Europa, con más de 55 hectáreas. Este parque atrae a cientos de miles de visitantes cada año, que vienen a admirar su exposición permanente de esculturas al aire libre, en medio de colinas, bosques, y campos salpicados de manantiales naturales. Más de 90 obras de 27 artistas están en constante exposición.

El Parque Europa abre todos los días de 10.00 de la mñana hasta la puesta del sol

– Memoriales Judíos

En el siglo XX, la mitad de la población de Vilnius era judía. Tanto es así que la ciudad fue conocida como la Jerusalén del Norte. Los nazis en la Segunda Guerra Mundial capturaron de su barrio judío a más de 60.000 personas, que fueron ejecutadas. Hoy en día se puede visitar el Museo del Genocidio, además de un museo judío que muestra la vida de los judíos antes de la guerra. Además, se puede conocer la Sinagioga de Vilnius

– La Cima de las Tres Cruces

Cerca del Castillo de Gediminas se levanta una colina coronada por tres cruces. Fue construida en el siglo XVII en memoria de los siete monjes franciscanos que fueron crucificados y arrojados al río Vilnia. Las cruces fueron destruidas por el régimen soviético, aunque se reconstruyeron en 1989 para conmemorar la independencia de Lituania. Desde las cruces se tiene unas vistas excepcionales

GASTRONOMÍA

Lituania es un país que tiene un gran gusto por el pescado, sobre todo el arenque, el salmón y los mejillones. Dentro de las carnes, la que más se come es la de cerdo, con un buen plato de patatas con champiñones. Con la patata también se come mucho el pudin o las vedarai, que son salchichas de patata. Antes de cada comida, bien se puede probar la típica sopa lituana.

De postre, los lituanos tienen sobre todo el sakotis, una curiosa tarta en forma de abeto, así como los buñuelos de miel. Para beber, las típicas cervezas lituanas son la Utenos y la Kalnapilis. Para después de comer, podemos probar el licor midus, que se puede echar en el café.

OCIO EN VILNIUS

Sea cual sea vuestro gusto, En Vilnius se puede elegir entre bares de diseño, casinos, discotecas, bares más tradicionales y salas de baile. La noche en el centro histórico medieval es una pasada. En muchos de los edificios antiguos del centro se sitúan algunos bares y tabernas que debéis visitar. Lugares para comer y beber se concentran aquí, muy cerca los unos de los otros. La mayoría de ellos permanecen hasta altas horas de la madrugada.

Castillo de Gediminas

Las copas suelen rondar los 4 euros, y las cervezas algo más baratas. En verano hay muchas terrazas al aire libre en el centro, sobre todo en las calles Pilies y Vokieciu. Lo curioso es que muchos locales de Vilnius tienen bajo el mismo techo restaurante, bar, discoteca y casino, una opción ideal para los que no quieran andar mucho buscando lugares.

EXCURSIONES DESDE VILNIUS

Además del Parque Europa que antes os citamos, desde Vilnius podéis dirigiros a Gruto Parkas, un parque temático muy original, lleno de estatuas de la época soviética. Veréis sobre todo tallas de Lenin o Stalin. Este parque se halla apenas a hora y media en autobús de Vilnius.

CÓMO LLEGAR A VILNIUS

La mejor manera de llegar a la ciudad es a través del Aeropuerto Internacional de Vilnius, siete kilómetros al sur de la ciudad. Hay un servicio de autobús que conecta el aeropuerto con la estación de tren, y otro que va desde el aeropuerto al centro de la ciudad y los alrededores. Cada uno de ellos sale del aeropuerto cada quince minutos. Además hay taxis a la salidad de las terminales y servicios de alquiler de coches.

TRANSPORTES EN VILNIUS

El centro histórico de Vilnius es compacto y la mayoría de los lugares de interés se pueden visitar a pie. Para los que lo prefiera, hay un muy buen servicio de autobuses, cuyos billetes se pueden comprar en el propio autobús o en los quioscos de periódicos. La mayoría de los turistas prefieren hacer uso de los taxis, que son relativamente baratos, aunque hay que asegurarse de lo que indique el taxímetro antes de salir.

Los taxis se pueden parar en la calle, o tomándolos desde las paradas de taxi de la parte vieja de la ciudad. También se pueden solicitar por teléfono. No es muy recomendable alquilar un coche en la ciudad, ya que los conductores lituanos no respetan mucho las normas de tráfico. A pesar de todo, todas las grandes empresas de alquiler de coches cuentan con oficinas en la ciudad y en el aeropuerto.

ALOJAMIENTO EN VILNIUS

Si estáis planeando una visita a la capital de Lituania y necesitáis un alojamiento, aquí os dejamos una lista de hoteles en Vilnius.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON VILNIUS

Tags: ,

Imprimir


5 comentarios

  1. coche barato dice:

    Mi pareja y yo hemos tenido la ocasión de visitarlo y es una de las zonas mas bonitas de Europa; e4n cuanto al transporte, es mejor olvidarse del servicio de alquiler de coches y moverse en taxi, no conocemos peor servicio que el que nos ofrecieron allí; por lo demás, un sitio con un encanto difícil de igualar.

  2. Tomas dice:

    por cierto… La cerveza típica lituana es mas bien de Svyturys. Que tb ya se puede apreciar en España…

  3. RSD dice:

    Vilna

  4. Administrador dice:

    Es Vilna o Vilnius. De ambos modos es posible llamarla.

  5. ines dice:

    Me gustaria volver a Vilnius dentro de poco, fuy con amigas a visitar hace 6 meses, y la verdad fue genial, la gente muy acogedora, todo barato bonito y limpio; Alquilamos un piso muy mono qu os recomiendo en el centro ciudad http://www.flatpooling.com/en/property/958, el proprietario muy simpatico no llevo en coche un dia a Trakkai un pueblo cerca de la capital…A ver si tengo vacaciones y me vuelvo a ir :)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top