Ushuaia, al sur de Argentina

ushuaia

Perdido en los confines de un mundo helado. Así me sentí en Ushuaia aquella gélida mañana en que para mi sorpresa salí del hotel en que me hallaba alojado y encontrarme la ciudad bajo una gruesa capa de nieve. La noche anterior el cielo estaba pesado, con unas nubes oscuras que presagiaban, según los del lugar una noche fría, pero aún así, jamás pude pensar encontrarme las fantásticas estampas que pude ver, recién salido el Sol, de la bahía de Ushuaia.

Es la ciudad más austral de Argentina. Hay quien dice que es la ciudad más al sur del Mundo; el último contacto con el mundo civilizado antes de adentrarnos en tierras antárticas. Pero lo cierto es que ese galardón se lo lleva una pequeña población situada a escasa distancia y que pertenece a Chile: Port Williams, que es realmente la más austral. Entre ellas hay el lógico pique natural de llevarse ese honor turístico, pero lo cierto es que es Ushuaia la más conocida a nivel mundial, y quizás sea por su tamaño de población por lo que ondea con más fuerza esa bandera.

Llegar a Ushuaia es casi una aventura ya de por sí. Yo lo hice en avión. Hay buenas conexiones y vuelos frecuentes que te llevan a esta ciudad (Aerolíneas Argentinas y sus participadas es la que trabaja estos vuelos internos), pero la aventura está en el aeropuerto, probablemente uno de los más peligrosos que he conocido. Ya no es sólo los fuertes vientos que soplan desde el extremo sur de los Andes, donde se halla situado, sino la localización de las pistas justo al lado del mar. De hecho, según nos contó el guía, varios accidentes ha habido en ese aeropuerto debido a que los vientos que soplan de la montaña empujaba a los aviones al mar. Finalmente tuvieron que cambiar la orientación de la pista para que en vez de recibir esas rachas de aire de costado, los aviones las recibieran de frente.

Por cierto, el precio del avión del Calafate a Ushuaia, sólo ida, me costó unos 80 euros al cambio.

Si queréis llegar por carretera hay una línea de buses que salen de Ríos Gallegos, Río Grande y Punta Arenas. Eso sí: tened en cuenta la meteorología.

Ushuaia está situada al sur de Argentina, casi en la punta de la Cordillera de los Andes, y junto al canal del Beagle, una de las excursiones más bonitas que podéis hacer en la ciudad. Ésta apenas tiene 40.000 habitantes, es muy pequeña y apenas tiene nada que ver, salvo quizás su zona junto al mar. Pero no penséis que entonces para qué ir: muy al contrario, de Ushuaia, lo realmente espectacular es su entorno. La ciudad está rodeada de parques, de lagos, de cascadas, de un mar bravío… es pura Naturaleza.

Y si de Parques hablamos, entonces hay que hacerlo del Parque Nacional Tierra de Fuego, probablemente uno de los más famosos de toda Argentina. Hasta mitad del siglo XX, en realidad, el Parque se utilizaba como lugar para encerrar a los presos: de hecho, el famoso “Tren del Fin del Mundo”, como lo dan en llamar, se usaba, entre otras cosas, para el transporte de presidiarios. Luego, el Parque fue base de las Fuerzas Armadas, y hoy día, es uno de los atractivos naturales más visitados de Ushuaia.

Dentro del Parque Nacional os ofrecerán la oportunidad de hacer un corto trayecto en el Tren del Fin del Mundo. Yo, la verdad, no os lo recomiendo porque me pareció demasiado artificial, y casi mejor emplear ese tiempo en recorrer el parque a pie. Es un tren muy muy turístico, aunque eso sí, ofrece algunas vistas muy interesantes, como la Cascada de la Macarena, o un campamento indígena tradicional.

La visita continuará en bus por todo el Parque en plena Naturaleza, y se sigue en dirección a la Bahía Lapataia que ofrece una vistas espectaculares. Por cierto, foto clásica la que suele tomarse allí al pie de la señal que marca las distancias a diferentes ciudades del mundo.

Otra excursión clásica es la que se hace por el canal del Beagle donde en un barco recorreremos la bahía de Ushuaia con el objetivo de llegar hasta el considerado, incorrectamente, como Faro del Fin del Mundo. Evidentemente, no se trata del Faro original pues éste se encuentra mucho más alejado y en un sitio practicamente inalcanzable para barcos turísticos, pero el que nos muestran es un faro situado en una pequeña isla de similares características. En nuestro recorrido por el Beagle también veremos la isla de los Cormoranes y algunas otras islas repletas de animales marinos. Si pilláis buen tiempo, la travesía será muy agradable, os lo aseguro, y además, es realmente bonito el ver desde la borda cómo vamos dejando atrás la ciudad, situada a las faldas de las montañas.

Otra excursión muy solicitada es la visita a los Lagos Escondidos y Fagnano. Más que la llegada a los lagos, lo que es realmente impactante es el trayecto en bus hasta el lugar. Poco a poco iremos subiendo montañas andinas, entre parajes realmente bellos, e incluso, puede que nos incluyan hasta paseos en trineos tirados por perros.

Como véis, lo que podéis hacer en Ushuaia está muy relacionado con la Naturaleza. En la ciudad aún tenéis un par de museos por visitar pero la mayor parte de vuestro tiempo lo váis a dedicar a estas actividades. Además, es un lugar muy solicitado tanto para buceadores, esquiadores y trekkers.

Sólo me queda dejaros un enlace con bastante información práctica que saqué de mi viaje, en cuanto a la gastronomía, a dónde alojarse, horarios de establecimientos y otros consejos útiles: consejos para Ushuaia.

Tags: , ,

Imprimir


2 comentarios

  1. Agos dice:

    Hola muy buena su informasion pero necesito saber que tipo de ciudades son ushuaia y rio grande son segun su tamaño

  2. Administrador dice:

    Hola, Agos:

    No son ciudades excesivamente grandes. Ushuaia por ejemplo puedes andarla de un lado a otro, en un día. Ambas tienen en torno a unos 60.000 habitantes según uno de sus útlimos censos.

    Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top