Un paseo por Minsk

plaza-de-la-victoria

En el centro de Europa y en la línea divisoria del Mar Negro y el Mar Báltico está Bielorrusia, un estado de 207 mil km2. Antes de 1991 este estado pertenecía  la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y antes de eso sus tierras pertenecieron también a varios otros estados que tenían etnias diferentes. Hoy es un país con independencia y su capital es la ciudad de Minsk.

Es una ciudad muy antigua y fue y es una ciudad muy comercial también, pero a lo largo de su historia estuvo bajo distintos gobiernos, polacos, lituanos y rusos. Lamentablemente gran parte de su arquitectura antigua se destruyó durante los feroces bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y la invasión nazi posterior. Recién en 1944 los rusos pudieron ingresar a ella aunque cuando el conflicto terminó el 80% de esta hermosa y antigua ciudad estaba en ruinas.

Por eso es que hoy queda poco y nada de la arquitectura medieval que alguna vez tuvo. La ciudad, bajo el yugo soviético, se reconstruyó en ese estilo, el llamado estilo comunista gris, opaco y uniforme. Desde la Caída del Muro se han hecho construcciones nuevas, edificios mas modernos, pero la arquitectura comunista es la que predomina así que caminar por sus calles es como estar dentro de una película de la Guerra Fría. Puedes caminar, coger algún autobús, trolebús o tranvía, medios de transporte que aún están vigentes aquí. Y sino el moderno metro que data de los años ’80.

minsk

Siendo la capital, Minsk, es una ciudad muy cultural también así que hay teatros, librerías, museos y muchas salas de concierto. En el propio sitio web de información turística se dice que esta ciudad es más segura que Varsovia, más barata que Kiev y menos multitudinaria que Moscú. Ah, y mucho más limpia que otras ciudades de Europa. Bueno, será cuestión de ir a conocerla para ver si estas afirmaciones son ciertas, por eso os dejo una lista de los sitios que no os podéis perder en Minsk, las principales atracciones turísticas de Minsk:

La Plaza de la Victoria está dedicada a la Gran Guerra Patriótica (1941-1945) y tiene un obelisco con forma de prisma de 40 metros de alto y a sus pies hay una flama eterna. También está la Isla de las Lágrimas, un monumento cerca del casco histórico de Minsk, que se inauguró en 1996 dedicado a aquellos bielorrusos que murieron en Afganistán y tiene cuatro altares con los nombres de los 771 soldados. Le sigue el edificio del Ayuntamiento, reconstruido en 2003 en el mismo lugar histórico donde funcionó siempre y la Catedral del Espíritu Santo, construida entre 1633 y 1642, con muchos iconos ortodoxos.

Finalmente, está la Plaza Independencia, una de las mas grandes de Europa con medio kilómetro de largo, la Plaza Octubre, la plaza central de la ciudad, el Museo de la Guerra Patriótica y la Biblioteca Nacional, uno de los proyectos arquitectónicos modernos pues de trata de un edificio de 25 pisos con forma de diamante.

Foto 1: vía Savissivik
Foto 2:  vía Sveibo2010

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top