Tromso, el pueblo noruego dentro del Círculo Polar Ártico

tromso

Dentro del Círculo Polar Ártico la ciudad noruega más grande es Tromso. Aquí viven unas 60 mil personas y debido a que está situada tan al norte aquí los días de verano son en verdad muy largos (aunque poco cálidos, claro). Por ejemplo, en agosto, hay luz diurna hasta casi la medianoche y hasta entonces no hay necesidad alguna de encender las luces eléctricas. ¿Qué te parece eso? Y a pesar de ser una zona más bien fría lo cierto es que esta parte de Noruega ha estado habitada por seres humanos desde la Edad de Hielo pues aquí vivían, antes de la llegada de los ancestros de los actuales noruegos, los Sámi.

Bien, que la mayor parte de la ciudad, incluido su centro, está situada en la isla de Tromsoya, en el condado de Troms, 350 kilómetros dentro del Círculo Polar Ártico. La isla se conecta con tierra firme por un puente y un túnel y aunque he dicho que es un sitio frío es mucho más cálido que otras ciudades situadas en la misma latitud debido a la Corriente del Golfo. Si te gusta la historia y la vieja arquitectura de esta parte de Europa pues Tromso tiene mucho para ofrecer ya que alberga la mayor cantidad de casas de madera centenarias del norte del país. Por ejemplo, la mas antigua entre ellas data de 1789.

El principal atractivo turístico urbano de Tromso es la Catedral Ártica construida en 1965. Es una iglesia moderna, una parroquia en realidad y no una catedral. Está construida mayoritariamente en concreto y por como luce y su ubicación algunos la llaman la Casa de la Ópera de Noruega, en clara referencia a la famosa Casa de la Ópera de Sidney. En 1972 a esta iglesia se le agregó un ventanal de mosaicos de vidrio del lado este y dentro hay un enorme órgano de 2.940 pipas. Para iglesias mas antiguas tienes sí la verdadera Catedral de Tromso que es un edificio antiguo de madera.

tromso-2

La ciudad es pulcra, ordenada y está totalmente pavimentada. Llama la atención la ausencia casi total de arboles en el centro pero en el subir y bajar de las calles distingues verde por aquí y allá, las montañas eternamente nevadas en la lejanía y el mar. Si vas entre el 18 de mayo y el 26 de julio, todavía estás a tiempo, podrás ser testigo del impresionante Sol de Medianoche aunque lamentablemente las montañas del norte suelen bloquear la visión algunos días y verlo sólo es posible hasta el 21 de julio. Cuando el sol por fin regresa, meses después, es toda una fiesta.

Bien, que Tromso está en el medio de la Aureola Boreal así que es uno de los mejores sitios para observar el fenómeno. Por último tiene museos de las exploraciones del ártico, un cablecarril que te lleva a la cima del Storsteinen a 421 metros de altitud, un jardín botánico ártico-alpino y un acuario muy hermoso.

Foto 1: vía Wunderground
Foto 2: vía Eveandersson

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top