Sos del Rey Católico, joya medieval en Zaragoza

Sos del Rey Catolico

El 10 de marzo de 1452 nacía Fernando el Católico en este pequeño pueblo que hoy le recuerda. Lo de Sos viene de antaño, cuando se la conocía como Sancti Oppidum Stephandi, la Ciudad de San Esteban. Como resultaba un nombre muy largo, decidieron tomar las siglas latinas, Sos, y ahí quedó la cosa.

Hoy Sos del Rey Católico es uno más de esos maravillosos pueblos medievales con encanto. Situado en la provincia de Zaragoza, en la Comarca de las Cinco Villas, pasear por sus pequeñas callejuelas empedradas es evocar tiempos remotos de nobles, princesas y caballeros, épocas en las que la villa era una plaza fuerte, un lugar casi impenetrable gracias a su ubicación, sobre una elevación rocosa del terreno.

Declarado Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural, Sos del Rey Católico cuenta con numerosos atractivos. Se accede al pueblo a través de alguna de las entradas abiertas en las murallas, sobre todo por los torreones de la Reina o el de Zaragoza. Hay edificios notables tanto por su arquitectura como por su historia, destacando especialmente el Palacio de los Sada en el que nació Fernando el Católico, uno de los más bellos de Aragón y que hoy se ha convertido en museo.

Hablando de Fernando el Católico, la calle que lleva su nombre es un auténtico museo al aire libre de casonas y palacios de los siglos XV y XVI. Es fácil imaginar paseando por ella la vida de los nobles que vivieron tras de sus muros. Cerca de ella se llega hasta la Plaza Mayor, corazón social de la villa y en la que puede verse la silueta del Ayuntamiento renacentista, otro de los grandes símbolos del pueblo.

Desde el punto de vista religioso, Sos del Rey Católico ofrece un buen número de templos de gran interés. Hay que empezar la visita por la Iglesia de San Martín de Tours, templo románico del siglo XIII que llegó a usarse como capilla privada del Palacio de Sada. De aquí ponemos rumbo a la Iglesia de San Esteban, construida entre los siglos XI y XVI, y que alberga la pila bautismal en la que fue bautizado Fernando el Católico.

Dejamos para el final el recorrido por la Ermita de Santa Lucía, situada a las afueras del pueblo, y que fue construida en el siglo XIII, y el Santuario de Nuestra Señora de Valentuñana, erigido en 1718 en estilo neoclásico.

Si estáis de ruta por la provincia de Zaragoza no podéis perderos la oportunidad de visitar Sos del Rey Católico. Un lugar lleno de encanto, íntimo y medieval, de sabor añejo. Un destino en el que la historia sigue guardando los ecos de un pasado de caballeros.

Foto Vía Soy Viajero

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top