Sortelha y su castillo, en Portugal

sortelha

Nuestro vecino, Portugal, también es una tierra de castillos y estas fortalezas hablan por sí mismas de un pasado nada tranquilo, de sitios, peleas, batallas y muertes en la frontera. Portugal tiene muchas aldeas históricas coronadas por centenarios castillos y una de ellas es Sortelha, un apretado conjunto de casas que está construido en la cima de la Serra da Opa, en el distrito de Guarda, a unos 760 metros sobre el nivel del mar.

Esta parte de Portugal fue en su momento ocupada por pueblos primitivos y más adelante por los romanos, visigodos y musulmanes. Además de ser un sitio hermoso en su geografía lo cierto era que estos pueblos estaban más preocupados por los potenciales y reales enemigos que por los paisajes así que intentaron darle forma a un asentamiento que pudiera defenderse. Por eso eligieron la cima de la sierra y por eso que se construyó el Castillo de Sortlha. Fue Sancho I quien sobre las ruinas de una construcción defensiva original reconstruyó una fortaleza más grande todavía que la primera, hacia el año 1187. De aquel momento data su forma actual.

Con el castillo la aldea supo crecer y desarrollarse dentro de los muros hasta que obtuvo sus propios fueros en 1228 de la mano de Sancho II. Las obras militares de Sorteha fueron continuadas por otros monarcas posteriores y fue Manuel quien restauró totalmente el castillo, gravó su propio escudo de armas en él y construyó la picota de la aldea. Sortelha es una aldea pintoresca, romántica, llena de historia. Tiene calles estrechas, empinadas por momentos, interrumpidas por otros por rocas enormes de la misma montaña y con escalones tallados en el mismo terreno.

sortelha-2

Hoy el casco antiguo de Sortelha está dentro del perímetro amurallado al que se ingresa por una puerta en forma de ojiva. El sitio, con esfuerzo mediante, ha sabido conservar su aire medieval y solo diez personas viven en el casco antiguo pues el resto vive fuera de las murallas, en casas que se desparraman por la pendiente de la montaña. Esta muralla es la otra joya de Sortelha, después del castillo, y es uno de los principales recorridos turísticos. Podemos caminar sobre ella, mide dos metros de ancho, y es bastante accesible salvo en algunos trechos que parece interrumpida por desprendimientos de roca.

El punto de partida de la caminata por la muralla es el castillo donde no puedes dejar de fotografiar el llamado Balcón de Pilatos, un balcón que pende sobre la puerta de entrada y tiene orificios redondos y matacanes por los que se atacaba a los invasores (el último en sufrirlos por Napoléon Bonaparte). Bien, que es un sitio maravilloso y si te gusta la historia de la Edad Media aquí te vas a sentir en tu salsa. Si planeas conocer Portugal o viajar el mes que viene te cuento que el día 15 de agosto tiene lugar en esta aldea una de las fiestas mas tradicionales: una corrida de toro en la que se intenta atrapar al animal con una herramienta elaborada con ramas. Se hace solo si el ayuntamiento tiene dinero así que cruza los dedos para poder disfrutarla.

Foto 1: vía Virtual Tourist
Foto 2: vía Sunvil

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top