Sidon, la misteriosa y antigua ciudad del Líbano

sidon

El Líbano es un país de Oriente que tiene fronteras con Siria, el Mar Mediterráneo e Israel. Hasta los años ’70 era un país floreciente en materia financiera que ocupaba algo así como el lugar de Suiza en su región del mundo, pero la Guerra Civil libanesa que duró quince años y la invasión de Israel en los años ’80 acabó con todo el esplendor y lo que pudo haber sido. Habiéndose recuperado lentamente en el año 2006 se sucede la Guerra del Líbano entre el Hezbollah e Israel y desde entonces el país lucha por volver a un equilibrio que devuelva las inversiones y el turismo.

El Líbano tiene muchos sitios de atractivo turístico, después de todo está en una zona importante en la historia de la civilización, antigua y moderna, y así tiene las ruinas de Byblos, Baalbeck o Aanjar, pero también tiene la ciudad de Sidon donde el pasado y el presente se reúnen.  Sidon está situada a apenas unos 45 km de Beirut, yendo hacia el sur, y es un sitio famoso en la historia. De todas las ciudades libanesas esta es la mas misteriosa porque su pasado ha sido disperso y saqueado por cazadores de tesoros y arqueólogos amateur (algo típico del siglo XIX), que llegaron y se hicieron con muchos objetos que hoy se exhiben en museos de otros países.

Es decir, su legado ha sido desparramado a los cuatro vientos y hoy lo vemos en museos o en mercados de objetos de arte… pero no en el Líbano. Hay ruinas, sí, pero también se sabe que muchos edificios de Sidon han perecido bajo construcciones modernas así que el gran desafío para los visitantes es capturar su esencia e imaginar su gloria. Estos restos del pasado están hoy en el medio de una ciudad muy comercial que sin embargo conserva la atmósfera de un pueblo pequeño. Desde los tiempos persas a Sidon se la conoce como la ciudad de los jardines así que todavía hoy es posible ver en sus alrededores plantaciones de cítricos y bananas.

sidon-2

Dentro la historia se palpa por todas partes: ciudad fenicia, gran puerto comercial de un imperio, conquistada por asirios, babilonios, egipcios, griegos y finalmente romanos. Todos ellos han dejado su legado y así, lo primero que hay que hacer es recorrer el casco histórico que se extiende entre el Castillo del Mar y el Castillo St Louis. Es una ciudad medieval amurallada con calles estrechas, pasadizos con arcos que conectan distintos barrios, calles a distintos niveles, muchos mercados, mezquitas y tiendas de souvenires.

Un último consejo, no os perdáis: el Palacio de Sidon construido por los Cruzados en el siglo XIII, el Museo del Jabón, el Palacio Debbamne y el Qalaat Al Muizz, otro castillo cruzado y las playas.

Foto 1: vía Blake Brunner
Foto 2: vía Mike Gadd

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top