Saveurs d´Oasis, en el corazón del palmeral

saveurs-d-oasis

Tozeur, en Túnez, al borde del Desierto del Sahara, es una de las ciudades más hermosas, punto de partida ideal para visitar estos impactantes paisajes entre los dos grandes lagos salados, El Jerid y El Gharsa. Su palmeral es el segundo más grande del país: 10 Km2 de palmeras datileras con un sistema de riego ideado en el siglo XIII por el matemático Ibn Chabbat tan ingenioso que sigue intrigando a los ingenieros de todos los tiempos. Precisamente aquí, en el corazón del palmeral, se encuentra el hotel Saveurs d´Oasis en el que nos vamos a alojar hoy.

Con una capacidad máxima para 12 huéspedes, el hotel está formado por tres apartamentos que pueden acoger como máximo a 4 personas cada uno. Cada uno está equipado con baño con ducha y cocina con refrigerador, vajilla y utensilios para cuatro personas. Recientemente amueblados y decorados, cada apartamento tiene además aire acondicionado, televisor, radio y lector de CDs, y entrada independiente. Se puede agregar a pedido un lector de DVD y una cuna para bebé.

Los apartamentos son: Passion, Figue y Mandarine. Passion tiene entrada directa desde el vestíbulo principal; Figue es el más típico de los tres, decorado en maderas del desierto, ideal para una pareja; Mandarine fue el primero que se construyó y es también el más espacioso. El hotel cuenta también con una tradicional mansión árabe en el centro de Tozeur, Habaila, en el barrio histórico del mismo nombre. Son tres habitaciones, dos matrimoniales y una doble con camas individuales.

El restaurante La Siguifa espera a los huéspedes para el desayuno; también sirve almuerzos y cenas, que deben ser solicitados con anticipación. El personal del restaurante puede preparar desde los platos más sencillos hasta los más complicados, en el encantador estilo de la gastronomía de Tozeur. Sin embargo, a pocos minutos a pie del hotel encontrarán pequeñas y tradicionales tiendas donde podrán adquirir todo lo necesario para preparar sus propias comidas.

Una propuesta muy interesante de este hotel son las excursiones que organiza, como por ejemplo el tradicional paseo a bordo del Lezard Rouge, el tren del desierto inaugurado por los beys, el único que atraviesa los cañones de Selja. Se realiza todos los días excepto los sábados y debe ser reservada con anticipación. Otra excursión de medio día lleva a los viajeros a través de las dunas y alrededor del Chott, en vehículos de doble tracción hasta el campamento de dromedarios y llega hasta el borde del oasis de Nefta. La excursión incluye una olvidable puesta de sol en el desierto, en los mismos paisajes que se ven en la película El Paciente Inglés. Se realiza todos los días y se debe reservar con anticipación. También se visita el Jardin du Paradis, un delicioso zoo y jardín botánico a 10 minutos en “calèche”, la tradicional forma de transporte en el norte de África.

Las habitaciones se deben contratar por un mínimo de dos noches, y hay un descuento por camas suplementarias. Con pagos adicionales, se puede obtener traslado desde y hacia el Aeropuerto. Respecto de las comidas, como por ejemplo la cena o disfrutar de un cordero asado en el jardín, hay precio con descuento para los niños menores de 12 años.

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top