Recorriendo los fiordos noruegos

Geirangerfjord

Tengo un amigo que vive desde hace unos años en Noruega, concretamente en Bergen, y cada Navidad me manda una postal de felicitación con la estampa de los fiordos en la que puede leerse en noruego: “Los Fiordos, el alma de Noruega”. Y es que para los nórdicos es así. No creo que haya un atractivo más sorprendente y fascinante que la mirada a esa paleta de colores que conforman los fiordos noruegos.

Sin ir más lejos, en el año 2009, la prestigiosa revista de viajes National Geographic Traveler Magazine concedía a los fiordos de Vestland, situados en el oeste noruego, el galardón de la atracción mejor conservada de todos los Patrimonios de la Humanidad que hay en la UNESCO. Imaginaros entonces la maravilla que os estáis perdiendo…

No hay parangón alguno con la belleza de lugares como el fiordo de Geirangerfjord, o el de Naeroyfjord, el más estrecho del mundo, el de Hardangerfjord o el de Lysefjord, a los pies del impresionante Púlpito, un mirador situado a más de 600 metros de altura. Estos fiordos que hoy vemos con tanta belleza han sido el resultado de millones de años en los que la naturaleza ha ido tallando poco a poco esta amalgama de color.

Cuántas historias nos habrán contado o habremos leído de esos cruceros por los fiordos, desde los que se pueden contemplar valles frondosos y montañas cubiertas de nieve, pueblos y pequeñas casas pintorescas de colores, muelles y barcos vikingos, cascadas que emergen y saltan al vacío desde las rocas… Muchas de estas cascadas son precisamente de las más altas del mundo…

Podemos empezar nuestro recorrido por los fiordos noruegos en Rogaland, posiblemente una de las cunas de la historia de Noruega. Se sitúa a unos 450 kilómetros al oeste de Oslo, frente a las costas de Stavanger. Aquí se halla uno de los fiordos más hermosos, el Lysefjorden, uno de los más estrechos de Noruega. En él encontramos el Púlpito, el famoso Preikestolen noruego, un peñasco que sirve de mirador a más de 600 metros de altura. La belleza que se contempla desde él resulta increíble.

A una hora en coche más al norte de Rogaland encontramos la región de Haugesund, llena de montañas, fiordos y cascadas. De todos ellos hay que destacar, sin duda, el fiordo de Akrafjord uno de esos típicos fiordos estrechos rodeados de imponentes montañas y acantilados verticales, de los que surge la espectacular cascada Langfoss, con una caída de 612 metros de altura. Entre los meses de mayo y septiembre se organizan cruceros por él, con actividades de senderismo, alpinismo e incluso puenting.

Algo más al norte, cerca de la ciudad de Bergen, llegamos a la región de Hordaland, posiblemente de las más hermosas de Noruega. Aquí destacamos la presencia del fascinante fiordo de Hardanger, de 179 kilómetros de longitud. Una estampa de singular belleza, rodeado de montañas en las que viven águilas y miles de árboles frutales. Un crucero por el Hardanger nos llevará a conocer una gran cantidad de pueblos pintorescos que descansan sobre las laderas del fiordo.

Apenas a una hora en coche al norte del fiordo de Hardanger tenemos que rendir visita a la ciudad de Bergen, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No es una ciudad muy grande, por lo que se puede recorrer perfectamente a pie. Rodeada de montañas y pequeños fiordos, es un enclave perfecto para situarla como ciudad base para recorrer la belleza de estos fiordos.

Sognefjord

La mayoría de los turistas vienen entusiasmados con el espectacular Sognefjord, visitado ya desde el siglo XIX como reclamo turístico. Tiene 204 kilómetros de longitud y a su alrededor se levantan imponentes montañas, de las más altas de Noruega, casas y pueblos pintorescos… e incluso hasta otro fiordo, el Naerofjord. Se puede recorrer en barco y en ferry durante todo el año, y la naturaleza que exhibe a su alrededor es hermosísima.

Al norte de Noruega, rodeado de glaciares, se halla el fiordo del Nordfjord, que alberga el lago más profundo de Europa, el Hornindalsvatnet. Se trata de un fiordo muy estrecho al que los turistas llegan especialmente atraídos por su naturaleza virgen y la posibilidad de hacer todo tipo de actividades al aire libre: excursiones en barco, canoa, kayak, rafting por los ríos que emergen del fiordo, senderismo, paseos a caballo por las laderas del fiordo…

Antes de llegar a este fiordo norte seguro que pasamos por la región de More Romsdal, que alberga el imponente fiordon de Geirangerfjord, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y uno de los más turísticos y visitados. De la laderas de sus montañas caen numerosas cascadas que, en el silencio del cruceros, suenan de forma espectacular. Resulta increíble comprobar cómo llegaron hasta allí las pequeñas granjas que pueblan las montañas.

Hay cientos de rutas que podéis seguir para recorrer los fiordos más bonitos de Noruega. En cualquier oficina de turismo os indicarán mil y una posibilidades. Se pueden hacer rutas de varios días de duración, por lo general entre siete y diez días, haciendo escala en ciudades como Stavanger, Bergen, Egersund, Alesund o Molde, ciudades que, por otro lado, merecen ser conocidas y visitadas.

Precisamente una ruta hermosa de fiordos es la que nos lleva desde Bergen hasta Alesund, un trayecto de 400 kilómetros que se recorre tomando hasta cinco ferrys a través de diversos fiordos. La misma ruta se puede hacer en menos días a bordo de un ferry, visitando menos lugares, pero descubriendo y disfrutando de una belleza sin igual.

Si llegáis en vuelo hasta Oslo, no preocuparos, porque también hay recorridos por los fiordos que os llevan desde la capital noruega hasta Bergen, descubriendo montañas y cascadas en las laderas de los fiordos.

Además, no creáis que lo típico es recorrer los fiordos en crucero. También hay otras posibilidades, como hacerlo en coche siguiendo la ladera de las montañas, incluso en bicicleta, en kayak o en canoa haciendo rafting. La belleza de Noruega se puede descubrir desde cualquier punto de vista y desde cualquier medio de locomoción.

Hay muchas alternativas, muchos recorridos que os pueden sorprender y dejar con la sensación de que, efectivamente, los fiordos son sin ninguna duda el alma de Noruega.

Foto 1 Vía Cosas Exclusivas
Foto 2 Vía Grupo Ferrán



Tags: , , , ,

Category: Reportajes

Comentarios (2)

  1. Jero dice:

    Hola nos gustaría ir en julio a Noruega y me gustaría saber si hay algún ferry típicamente noruego que recorra los fiordos durante 8-10 días. No precisaríamos ir a hoteles y estar cambiando continuamente de hotel…. Esto es posible e n noruega ?…. Exite?….gracias por la información
    En caso de querer ir por nuestra cuenta…..se puede tener una ciudad como cuartel general y desde ella ir circulando para ver los distintos fiordos y ciudades o se debe reservar en mas de una ciudad para viajar mas cómodamente ?….. Somos una pareja sin niños…….las distancias son grandes de una ciudad a otra ?????.
    Gracias por la información

  2. Administrador dice:

    Hola, Jero:

    El ferry más típico de la costa noruega es, sin duda, el Hurtigruten. Este ferry te hace reocrridos por la costa de hasta 10/11 días. Si quieres ver los fiordos sin tener que preocuparte por los hoteles la mejor opción son los cruceros o viajes en ferry, claro.

    Para ir por vuestra cuenta, Noruega, el problema que tiene, es su distancia en kilómetros. Oslo, en el interior, por ejemplo, está a más de 500 kms. de Bergen, en la costa. Bergen está a casi 400 de Alesund y a casi 400 de Trondheim. Y ya ni te digo las Lofoten, más al norte…

    Serían muchos kilómetros de coche los que tendríais que recorrer para ver los puntos más interesantes de la costa noruega.

    Saludos.

Deja tu comentario