Recomendaciones para hacer un safari con niños

Safari con niños

Hoy traemos una serie de recomendaciones para los papás más aventureros; y es que seguro que muchos habéis pensado alguna vez en realizar un safari en África, pero el miedo a llevaros a vuestros hijos os frena en esta experiencia.

Evidentemente no es uno de los destinos más infantiles del mundo. Aun así, no tiene necesariamente que ser un inconveniente hacer este tipo de rutas con la familia; y es que existen algunas compañías especializadas en este tipo de viajes para toda la familia. Safaris especiales, que además de acercarnos a la naturaleza más arrebatadora, organizarán actividades orientadas a los más pequeños, como fabricación de lanzas, acercamiento a animales como las jirafas o un auténtico intercambio cultural con tribus africanas.

Aunque este tipo de viajes organizados intentarán disponer de hoteles fuera de las reservas, no significa que no podamos realizar nosotros mismos estos itinerarios. Eso sí, hay que tener en cuenta que muchos de estos alojamientos en safari no están cercados, están en plena vida salvaje. Por este motivo, es importantísimo tener siempre controlados a nuestros pequeños y no dejarlos nunca solos.

Tanto si decidimos hacer el viaje por nuestra cuenta, contactando directamente con agencias locales, o si por el contrario preferimos ir con una agencia ya de casa, es interesante añadir a nuestra ruta algunos puntos para que sea más atractiva para los niños.

Por ejemplo, podemos escoger alojamientos con piscina, algo que divierte mucho a los peques, o alternar con una noche de campamento privado, disfrutando de una noche al aire libre en contacto absoluto con la naturaleza.

Evidentemente si nuestros hijos necesitan una dieta especial deberemos avisar con antelación, para no encontrarnos con sorpresas en el destino.

Otra recomendación es equipar al pequeño como un auténtico explorador. Esto supone comprar guías de fauna para que el pequeño pueda identificar por él mismo a los animales, dotarlo de su propia cámara de fotos o incluso unos prismáticos para que pueda observar mejor el paisaje.

Teniendo en cuenta estas cosas, podemos estar seguros de que nuestros hijos se sentirán cómodos y se divertirán al máximo con esta experiencia, que repetimos, no debemos ver como algo peligroso, más bien como un enriquecimiento para nuestros hijos.

– OTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top