Qué ver y hacer en Baiona

que ver en Baiona

Baiona es uno de los principales destinos turísticos de verano de las Rías Baixas. Situada en la provincia de Pontevedra, cuarenta kilómetros al sur de Vigo, esta ciudad se abre en el margen sur de la ría viguesa. Durante muchos siglos, sobre todo en la Edad Media, todo el comercio de la zona se centró precisamente en Baiona, hasta que surgió el auge espectacular de Vigo. De ahí que su puerto fuera uno de los más frecuentados del norte de España.

No es de extrañar por tanto que en marzo de 1493 Martín Alonso Pinzón llegara hasta las costas de Baiona tras su viaje a América, convirtiendo a esta ciudad gallega en la primera villa de Europa que supo del descubrimiento del Nuevo Mundo por parte de Cristóbal Colón. La agradable bahía que se yergue frente a la pequeña villa, situada entre Monte Real y Monte Ferro, fue testigo de tan magno acontecimiento.

Hoy Baiona es, como decimos, un enclave turístico de gran calidad. Frente a su costa se sitúa las Islas Estelas y, un poco más al norte, el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia. Un pequeño paraíso de mar, cultura e historia el que se asienta en este pequeño rincón de la provincia de Pontevedra.

QUE VER EN BAIONA

– Castillo de Monterreal

Situado en la península del Monte Boí y rodeado de murallas, esta fortaleza tiene sus orígenes en el siglo XII, aunque su aspecto actual data del XVI. Hay que destacar en él la Torre del Reloj que mira hacia tierra, la Torre de la Tenaza hacia la bahía y la Torre del Príncipe que da al océano. Una fortaleza que resistió incluso los ataques del temido pirata Francis Drake y que fue testigo de la llegada de la Pinta el 1 de marzo de 1493. Desde 1966 alberga el Parador Nacional de Baiona, un magnífico lugar para alojarse en la ciudad.

– Carabela de la Pinta

En el puerto de Baiona encontramos una réplica de la Pinta, una de las tres carabelas con las que Colón descubrió América. Se puede acceder a ella a través de una pasarela de madera, y en ella se ha intentado figurar cómo la era la vida de los marineros de la época en una de estas embarcaciones. En la bodega encontramos algunos de los tesoros que trajeron del Nuevo Mundo, una especie de Museo Flotante para viajar en el tiempo hasta el siglo de los descubrimientos.

– Ex Colegiata de Santa María

Construida en el siglo XIII, fue considerada colegiata de Baiona desde 1482 hasta mediados del siglo XIX. Está situada en el centro histórico de la ciudad y cuenta con tres naves y una serie de ábsides rectangulares. Preciosa su sencilla fachada románica que consta de rosetón. En el interior hay que destacar especialmente el púlpito gótico y el retablo barroco, así como los cruceros que se colocaron en el atrio en 1841.

– Capilla de Santa Liberata

Situada en el centro histórico de Baiona, fue construida en el siglo XVII en honor a esta mártir, patrona de las mujeres mal casadas y la primera mujer crucificada. De estilo plateresco, en la fachada tiene dos torres y en una hornacina una imagen de la santa. Ya en el interior hay que destacar el retablo, con escenas de la crucifixión de Jesucristo, y algunas obras de arte situadas en los laterales del altar.

– Virgen de la Roca

Para muchos es el símbolo de Baiona y su monumento más significativo. Se trata de una estatua de granito de la Virgen situada sobre el Monte Sansón. Tiene 15 metros de altura y fue colocada en 1930. Se puede acceder a la parte superior (a una barca que sostiene la imagen con su mano derecha) a través de una escalera de caracol interna. Desde aquí se aprecia una hermosa vista de la bahía y de Baiona. El primer domingo de agosto se celebra una romería dedicada a esta Virgen.

castillo de Monterreal en Baiona

Castillo de Monterreal

– Parque de la Palma

Situado frente a la muralla que rodea el castillo, este es el parque público más grande de Baiona. Una zona de jardines, bancos de piedra, parque infantil, estanque, paseos pavimentados, palco de música y zona polideportiva. Un lugar magnífico para poder pasear y descansar después de una jornada de turismo. Unido a este parque se halla el Paseo Pinzón, sobre la Playa de A Cuncheira. Si estáis alojados en el Parador lo tenéis muy, muy cerquita.

– Paseo Marítimo de Baiona

Posiblemente uno de los mejores lugares para pasear no solo de Baiona, sino de toda la provincia de Pontevedra. Tiene unos cinco kilómetros de longitud y va desde el municipio de Nigrán hasta el Castillo de Monterreal. Cuenta con carril bici, bancos para descansar y, sobre todo, unas vistas excepcionales de la bahía y el Atlántico. En el puerto de Baiona hay tiendas, bares y restaurantes para cenar o tomar una copa, además de algunos de los principales hoteles de la villa.

– Puente de A Ramallosa

Otra de las imágenes más emblemáticas de la ciudad es la de este puente que cruza el río Miño. Separa los términos municipales de Baiona y Nigrán y tiene algo más de 40 metros de longitud. De tipo medieval, tiene diez arcos de medio punto y un crucero en la mitad, con una imagen de San Telmo, patrón de los navegantes, a los pies. Cuenta la leyenda que las mujeres que quieran quedarse encinta deben acudir a las doce de la noche al puente y echarse agua del río en el vientre.

QUÉ HACER EN BAIONA

Además de todas las visitas anteriores, nada mejor que pasear por el centro histórico de la ciudad. Típica villa gallega con sus calles empedradas y sus edificios de granito, terminando nuestro paseo asomados al mar, disfrutando de las vistas de una de las bahías más hermosas de Pontevedra. Durante nuestro trayecto no podemos por menos que sentarnos en alguno de los restaurantes a probar el célebre marisco gallego, donde reinan las langostas, los bogavantes, las nécoras o las cigalas.

Precisamente dentro de la gastronomía de Baiona habría que destacar pescados como el lenguado, el rodaballo o la lubina, así como la caldereta de peixe. Todo bien regado con los vinos del Condado y del Rosal. Para completar el menú podéis comprar en las dominicas las encomiendas, unos dulces cuya receta data del siglo XVI.

Para los más festivos Baiona cuenta con algunos eventos de gran interés a lo largo del año. Hay que citar, como villa marinera que es, la festividad de la Virgen del Carmen cada 16 de julio, o el día de Santa Liberada el 20 del mismo mes de julio. Cuatro días después, el 24, se celebran las fiestas de Sabarís. Ya podéis ver que la tercera semana de julio es un momento magnífico por tanto para visitar Baiona.

En agosto, concretamente el segundo domingo, tenemos las fiestas de la Anunciada con su antigua danza marinera de las espadas, así como la Romería de la Virgen de la Roca el último domingo del mes, en el que tiene lugar una enorme sardiñada en toda la villa. El 1 de marzo Baiona conmemora la llegada de la carabela Pinta al muelle, así como las Fiestas de San Cosme y San Damián. Por último hay que citar la Fiesta de las Nueces y la Miel el 26 de septiembre.

Como excursiones en los alrededores de Baiona tenéis muy cerca el Monte de Santa Tecla, un antiguo castro celta desde el que se aprecia una maravillosa panorámica del Miño y las rías pontevedresas. O un paseo en barco hasta el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia y las Cíes

PARA SABER MÁS DE BAIONA

Foto 2 de Elentir

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top