Praga, información útil

Praga

Praga, también conocida como Zlata Praha en el pasado, es la capital y ciudad más grande de la República Checa. Situada en la orilla del río Vltava, en Bohemia central, la bella ciudad de Praga es rica en historia y se encuentra en el corazón de Europa. La historia dramática de Praga se refleja en la belleza de los edificios. Alguna vez la sede de un poderoso imperio medieval, Praga es un museo al aire libre que se explora mejor a pie.

Esta mágica ciudad de puentes, catedrales, torres con punta de oro y cúpulas de iglesia, se ha reflejado en la superficie del río Vltava por más de diez siglos. Casi sin daños por la Segunda Guerra Mundial, el centro medieval de Praga sigue siendo una maravillosa mezcla de calles adoquinadas, patios amurallados, catedrales y numerosas torres de iglesias, todos bajo la sombra del majestuoso castillo del siglo 9. Praga es también una ciudad moderna, vibrante y llena de energía, música, arte cultural, alta gastronomía y eventos especiales.

Praga no es invadida por el turismo, pero sus efectos son evidentes para todos. Gran parte de la reconstrucción posterior al comunismo y la regeneración de Praga ha sido impulsado por el turismo, como los antiguos edificios que han sido transformados en restaurantes y hoteles con estilo. Si bien la mayoría de los sitios y monumentos históricos han sido preservados, la reestructuración de la ciudad de Praga es de vital importancia para gestionar la afluencia de turistas, sobre todo después de unirse a la Unión Europea en 2004.

El centro histórico de Praga está dividido en cinco áreas, las cuales abarcan las dos orillas del río Moldava, siendo el Puente Carlos la principal conexión entre las dos. A un lado del río está la Ciudad Vieja (Stare Mesto), centrada en la Plaza de la Ciudad Vieja; la Ciudad Nueva (Nove Mesto), centrada en la Plaza de Wenceslao; y el Barrio Judío (Josefov). En el otro lado está la Ciudad Pequeña (Mala Strana) y muy por encima de esto, el barrio del Castillo (Hradcany), centrado en el Castillo de Praga.

El Castillo de Praga es la atracción principal del turismo. Situado en una colina, ofrece un hermoso panorama de la ciudad entera. Según el Libro Guinness de récords mundiales, El Castillo de Praga es el castillo antiguo más grande del mundo.

Parte del encanto de Praga es que es un lugar gratificante para visitar en cualquier época del año. Ya sea bajo el Puente Carlos en un bote remando en una noche de verano cálido, o andando con dificultad a través de la nieve crujiente de la Plaza de la Ciudad Vieja mientras se disfruta de una copa de vino caliente en el mercado de Navidad, esta firme capital checa muy rara vez decepciona.

Opera y conciertos de música clásica son otro punto culminante de Praga, con actuaciones impresionantes en teatros de ópera, salas de conciertos y varias iglesias antiguas de la ciudad. Por último, no puede faltar la comida y bebida. Los restaurantes de Praga tienen fama de ofrecer excelente comida en encantadores entornos, los cuales van desde un ambiente bajo la luz de las velas en una bodega hasta azoteas con hermosas vistas sobre la ciudad. Y, por supuesto, está la famosa cerveza checa.

MÁS INFORMACIÓN

Foto Vía: Stefan Bauer

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top