Pensión Policarpo, una mansión condal en Évora

pension-policarpo

Portugal… su nombre evoca hermosas vistas del Océano Atlántico, variedad de paisajes, sorprendente arquitectura y aromas de especias. Este pequeño país surcado por el río Tajo tiene regiones bien delimitadas; de ellas, el Alentejo es la región más grande, coupando casi una tercera parte de su superficie, predominantemente agrícola y orgullosa de su estilo de vida auténtico. En esta región se encuentra la ciudad de Évora, que fue la capital del imperio más grande conocido hacia fines del siglo XVI, y precisamente aquí, en una mansión del siglo XVI que perteneció a los Condes de Coimbra, se encuentra Policarpo Residencial, el hotel en que nos vamos a alojar hoy.

Está muy bien ubicado, en el centro histórico de la ciudad de Évora, a un paso de los principales lugares a visitar como la Plaza do Giraldo, la Catedral, el Templo Romano, el Ayuntamiento o el Mercado. Évora fue una ciudad muy  importante para los romanos y los árabes, y concentra en un pequeño espacio una monumental riqueza arquitectónica que la convierte en un patrimonio viviente; de hecho, el centro histórico de Évora ha sido clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986.

La Pensión Residencial Policarpo funciona en esta imponente casa solariega desde hace ochenta años, gestionado desde entonces por la familia Policarpo, que nos invita a disfrutar de su clima residencial, cómodo y distinguido.

La casa tiene la gran fachada orientada al sur; alberga un pequeño patio, custodiado por un portal de granito, que permite acceder a las habitaciones decoradas con los típicos muebles del Alentejo. En el frente hay una gran sala, cuyo centro está marcado por una columna romana que sostiene una cámara de cuatro ángulos. Por si todo esto fuera poco, la base de la casa es la antigua muralla romana que antiguamente señalaba los límites de la ciudad.

Este edificio de inmensa riqueza arquitectónica e importancia histórica cuenta con una gran diversidad de espacios que se articulan en tres tipos de habitaciones que son veinte en total, con capacidad para alojar como máximo cincuenta huéspedes.

Los precios varían de acuerdo a la temporada y según se elijan habitaciones con baño privado o baño exterior, y hay un adicional por camas extra. El precio incluye el desayuno.

Es muy fácil llegar a la ciudad de Évora, que se encuentra alcanzada por los principales ejes de comunicación que atraviesan el país, especialmente los que ligan el sur con el centro, y el litoral alentejano con el interior y España; por ejemplo, está a poco más de una hora de viaje de Lisboa.

La pensión residencial Policarpo se encuentra en Rua Freiria de Baixo, 16, Évora, Portugal.

Foto: Pensión Policarpo

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top