Ouro Preto, Brasil colonial

Ouro Preto

Uno de los Patrimonios Culturales de Brasil es la ciudad de Ouro Petro, una ciudad situada en el estado de Minas Gerais que como su nombre indica ha sabido girar en torno al metal más preciado del mundo: el oro. El caso es que las reservas de oro en su suelo han sido muy abundantes y los colonos portugueses se han encargado de extraerlo por completo. Bueno, no ellos mismos sino los, por aquel entonces, esclavos.

La ciudad de Ouro Preto se fundó en 1711 al juntarse distintos caseríos y cuando en 1823 llegó a Brasil la familia real portuguesa la villa pasó a ser ciudad, capital de la provincia y finalmente capital del estado. Digamos que desde su fundación ha recorrido un largo pero rápido camino. Hoy ya no hay oro, por supuesto, pero la ciudad vive del turismo y de otras industrias como la metalúrgica o la minera. Más allá de la extracción de turmalina, pirita o topacio, lo cierto es que los turistas llegan hasta aquí en busca del legado histórico y arquitectónico de Ouro Preto.

Este legado se ve en las calles, en los edificios, museos y relatos. El casco histórico de la ciudad es el que en 1980 fue nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la UNESCO. Entre los edificios más llamativos están el Teatro Municipal, el teatro mas antiguo de Brasil y se cree el más antiguo de América del Sur y de toda América. Terminó de construirse en 1769 y aunque pequeño, es muy hermoso. La ciudad abunda en ejemplos del estilo barroco y no basta con pasear una tarde por sus calles para vivir realmente su atmósfera, así que lo mas recomendable es pasar aquí la noche, salir a cenar, caminar y sentir Ouru Preto.

Imagen de Ouro Preto

El mejor momento para hacerlo es en el invierno del hemisferio sur, de julio a agosto más o menos, pues está fresco, no hace calor y está mas agradable para recorrer. Por supuesto, los precios son un poco más caros pero en verano el lugar es imposible. Además, en invierno se celebre el Festival de Invierno de Ouro Preto y el Foro de las Artes. La ciudad está a escasos 100 kilómetros de Belo Horizonte así que puedes ir, pasar la noche y regresar. Dista 700 km de San Pablo y 480 de Río de Janeiro.

Foto 1: vía Chris Diewald
Foto 2: vía Jschenneid

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top