Navidades románticas en los Alpes franceses

Chamonix

El invierno asoma con su nariz de zanahoria a la vuelta de la esquina. El frío y la nieve, guantes, bufandas y abrigos y un sabor especial y nostálgico a castañas asadas. La chimenea bien preparada de leña, todos a resguardo en la salita perfumados con el roce invisible del calor del viejo calentador.

Cualquiera de estas imágenes se nos vienen a la mente cuando evocamos el recuerdo de alguna Navidad. Sin embargo, hay quien a la hora de hablar de estas fechas entrañables rememora algún viaje, especialmente romántico. ¿Porqué no con el telón de fondo de alguna cumbre nevada?, ¿porqué no disfrutando de un paisaje típico de postal, el mismo que hemos podido ver toda la vida en las tarjetas y Christmas de felicitación de esta época?

Algo así como pasar unas Navidades románticas en los Alpes franceses, ¿verdad? Antes que nada, y para situarnos un poco, decir que los Alpes son una de las cadenas de montañas más importantes de la Europa Central. Sus cumbres recorren países como Francia, Suiza, Italia, Austria, Eslovenia, Alemania, Liechtenstein y el principado de Mónaco. Más de 1.200 kilómetros, cuya cumbre más alta es el Mont Blanc, con 4.810 metros de altura.

Los Alpes franceses en concreto corren por los departamentos de Isere, Saboya y la Alta Saboya, que pertenecen a la región de Rhone-Alpes en Francia. Cuentan con más de 180 estaciones de esquí, todas ellas abiertas durante la temporada invernal, de las cuales 17 están interconectadas entre sí. De ahí que en las próximas fechas serán miles y miles los turistas que se dispongan a pasar las Navidades en este paraíso de la naturaleza y el ocio.

Es la temporada alta de los Alpes franceses. La red y las agencias de turismo se llenan de ofertas de todo tipo para pasar las Navidades, Fin de Año o cualquier fin de semana en alguna de las estaciones de esquí, ciudades alpinas o pueblos pintorescos. Podéis concertar las clásicas estancias en algún hotel, reservar el alojamiento + el disfrute de alguna estación con el todo incluido, alojaros en pequeñas casas rurales, apartamentos… Las opciones son numerosísimas y muy variadas.

Es difícil encontrar una Navidad más romántica ni más entrañable que la de los Alpes franceses. Los pueblos y ciudades se engalanan con sus luces y mercadillos tradicionales. El sabor del vino caliente y el aroma de los dulces típicos impregnan el ambiente. No es necesario venir hasta aquí para esquiar o practicar algún deporte de invierno.

Estacion de Tignes

Ciudades como Grenoble, considerada la capital de los Alpes, o Annecy, la Venecia de Saboya, con sus callejuelas, su castillo y sus canales. Tampoco podría faltar Chamonix, desde la que podemos subir en teleférico al mítico Mont-Blanc y disfrutar de unas vistas sobrenaturales, o Yvoire, una de las ciudades medievales más hermosas de Europa. Los paisajes del Lago Leman o el Parque Nacional de Ecrins son sin duda otros atractivos que añadir.

Junto a estas ciudades y pueblos pintorescos, las estaciones de esquí son el gran aliciente de los turistas. Desde la estación de esquí de Tignes, situada junto a Val d’Isere, hasta la estación de esquí de Risoul y Vars, con más de 200 kilómetros esquiables, pasando por otras quizás más conocidas como Alpe d’Huez, de las más importantes de Europa, Chamonix, Avoriaz, Courchevel o Les Deux Alpes.

Hay quien prefiere pasar su Navidad romántica en los Alpes franceses con tranquilidad, paseando por las callejuelas medievales de Yvoir o Annecy, contemplando sus monumentos, cenando en algún restaurante a la luz de las velas y al abrigo de la chimenea, y llegando luego al hotel para terminar el día relajados en algún spa. Aunque también están los turistas que se lanzan a la aventura de cualquier estación de esquí, alojándose en pequeños pueblos y resorts de invierno.

Pero no todo aquí va a ser esquí y paseos relajados. Tanto en el Lago Leman como por el Bourget hay posibilidades de hacer un magnífico crucero. El Bourget es el lago natural más grande que existe en Francia. Pasar la Navidad en pleno crucero, disfrutando de las vistas incomparables de las montañas es algo que no se puede olvidar fácilmente.

Si a esto le añadimos un fascinante recorrido por la gastronomía, con especiales delicatessen en forma de vinos, quesos y lo mejor de la cocina francesa, difícilmente se podrá encontrar algo mejor para seducir a nuestra pareja.

El año pasado, unos amigos que pasaron unos días de Navidad en los Alpes franceses, escribieron un pequeño relato con el título de “Un cuento de hadas”. Nada más cierto si contemplamos paisajes plagados de cumbres nevadas, luces, árboles de Navidad y casitas de madera. Esquiar, snowboard, paseos en trineo, disfrutar de las vistas, sentirse partícipe del romance con la naturaleza…A todo esto y mucho más os puede llevar pasar vuestras próximas Navidades en los Alpes franceses. ¿Quién se anima?

Foto 1 Vía Chalet la Foret

Tags: , ,

Imprimir


2 comentarios

  1. Nacho Molina dice:

    Sugerente propuesta, pero, por suerte, aún no es posible subir a la cima del Mont Blanc en telesférico. El día que se pueda, dejará de tener atractivo, al menos para mí y para unos cuantos amantes de la montaña y de los Alpes. Hagan la corrección oportuna en el artículo, por favor, y les recomiendo un poco de rigor al escribir. Un cordial saludo.

  2. Administrador dice:

    Hola Nacho:

    ¡Gracias por tu comentario!. Evidentemente nos referíamos a subir en sí al Mont Blanc.

    Un saludo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top