Naturismo o nudismo en Francia

Cap d'Adge Playa naturista en Francia

Os preguntaréis del por qué de la distinción en el título entre los términos “naturismo” y “nudismo” en Francia. No es lo mismo, ni mucho menos. Ni en Francia, ni en España ni en la otra punta del mundo; a fin de cuentas, el naturismo engloba al nudismo pero no al contrario. La propia Academia de la Lengua aclara bien lo que es el naturismo, entendido éste como aquellas enseñanzas que abogan por el uso de la Naturaleza y sus agentes para la conservación de la salud. Es decir, tomar aguas medicinales provenientes de plantas naturales es practicar “naturismo”, nada que ver unicamente con esa primera imagen que se nos viene a la mente de playas nudistas en Francia.

La asimilación de un concepto al otro es más bien propio de países mediterráneos como España y Francia, donde se llegan a confundir ambos términos. En el país galo bien que están servidos de ellas, de playas nudistas, y no solo en la Costa Azul como bien podría pensarse. Incluso cuentan con una buena oferta de espacios naturistas de todo tipo, y no solo relacionados con el mar, sino hoteles, spas, cámpings y cuanto podamos necesitar si nos gusta de practicar esta doctrina.

Tanto es así que Francia cuenta con la Federación Francesa de Naturismo, donde podrás encontrar todo tipo de información de lugares de allí donde podrás practicar libremente el llamado “naturismo”.

Si navegamos por sus páginas podremos descubrir lugares como Amautchot, un municipio naturista que cuenta con una buena oferta comercial y de ocio, o La Jenny, un campo de golf para nudistas de 10 hectáreas de amplitud.

Naturismo en Francia

Los propios franceses tienen su propio destino predilecto dentro de su país: la región de Aquitania, la cual recibe casi el 30% de turismo nudista de todo el país. Buen clima, playas de arena fina y la espesa vegetación que las rodea son un buen motivo para marchar allí. Además, en el Médoc, una zona de aquella región, cercana a Burdeos, se encuentra el que es el centro vacacional naturista de más antigüedad del país, el Centro Hélio Marin.

No obstante, hay un punto en la costa francesa que es internacionalmente conocido: Cap d’Adge, en Herault. Sin embargo, curiosamente, esta zona residencial se ha hecho tan conocida desde que se promocionara allá por los años 60 que ahora está más transitada por los nudistas que vienen de otros países que por los propios franceses. A fin de cuentas es una zona residencial (con toda la oferta de ocio necesaria, eso sí) que se sitúa cercana a Montpellier (donde se encuentra el aeropuerto más cercano), a una hora escasa de unas playas amplias, finas y cálidas, como solo el Mediterráneo es capaz de ofrecer.

Por último, la oferta para naturistas puede bien completarse con un crucero nudista. Sí, también los hay, y cada vez se vuelven más populares. De hecho, incluso cuentan ya con su propio término, Nakation, dirigido para aquellas ofertas vacacionales destinadas al gran público que desea disfrutar de su tiempo libre sin ropa. Compañías como Castaway Travel tienen ya ofertas de este tipo. Estos cruceros te acercarán a playas naturistas, y aunque a bordo hay zonas que se distinguen entre “nude” o “clothing optional”, será una buena oferta de pasar las vacaciones haciendo algo diferente y además, libremente.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top