Mui Ne, destino de mar y dunas en Vietnam

dunas-de-mui-ne

Vietnam es sin dudas uno de los destinos mas populares del sudeste asiático. Poco importa el calor, la lluvia y la humedad constantes, cada año es visitado por millones de turistas que vienen en busca de su cultura, su religión y su exotismo. Y de sus playas también, en especial en verano o cuando ya no llueve tanto y es posible disfrutarlas mejor. Una de las mejores está a 200 kilómetros de Ho Chi Minh, la capital, y es Mui Ne.

Puedes tomarte un autobús desde el centro o un minibus que te dejará en la puerta del hotel si es que ya tienes reservas. Un servicio barato y nocturno tarda unas cuarto horas hasta la ciudad de Phan Thiet, la capital de la provincia, y desde allí tienes 22 km más hasta la playa Mui Ne. Este último tramo lo haces en un autobús que tiene varias paradas en los hoteles a lo largo de la costa así que se tarda mucho. La playa es uno de los destinos mas soleados y ventosos de todo Vietnam así que es la capital del surf y del kitesurf.

Si sabes mucho mejor y sino ya hay varias escuelas para aprender. La temporada de vientos en esta playa vietnamita varía y lo mismo hace la temporada de lluvias. Últimamente los vientos llegan entre diciembre y enero y terminan entre abril y mayo. Fuera del surf y del kitesurf el otro deporte que cobra popularidad es el golf pus hay varios campos y algunos, entre dunas, son  maravillosos.  Hablando de dunas eso es lo mejor que tiene la playa de Mui Ne, las enormes y majestuosas dunas en las que sólo viven algunas cabras. Y aunque en Mui ne se come mucho pescado no faltan los platos con carne de este animal.

La playa de Mui Ne en sí misma es bastante estrecha y algunos de los hoteles colocan sus sombrillas y tumbonas justo en el borde entre el mar y la arena. Estos hoteles tienen hermosas piscinas que miran al mar así que los huéspedes suelen usarlas más que el mar mismo. Pero lo mejor es abandonar el hotel de una buena vez y salir a conocer. Hay muchas agencias que ofrecen excursiones para visitar el puerto, las maravillosas dunas sobre las que puedes deslizarte como un niño y el Cañón Rojo con sus impactantes formaciones rocosas que cambian de tono bajo la luz del sol y tiene un arroyo que corre entre ellas.

Foto: vía Grinderland

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top