Mercados de Navidad en Europa

mercadillo-de-navidad-en-alemania

Londres, París, Roma… Navidad… Si pensamos en conocer las navidades en otras latitudes del mundo y escaparnos unos días, probablemente esos sean los tres primeros destinos que se nos ocurren. Sin embargo, los mercadillos navideños nos ofrecen un motivo más para visitar algunas otras que se han hecho conocidas precisamente por tener esos puestos donde todo se vuelve luz, color y alegría.

Si hay una zona en el viejo continente donde este tipo de mercadillos son tradicionales es en Centroeuropa. No en vano proceden de allí, desde que en el siglo XIV, en plena Edad Media, se popularizara la costumbre tradicional de instalar unos puestos a pie de calle donde vender artículos de Navidad. De hecho, el más antiguo de los mercadillos navideños es el de Dresden, que data del año 1434.

Alemania, Alsacia, y en general, toda la Europa germanoparlante, vieron extenderse esta costumbre que no tardó demasiado, tanto por intereses económicos, como por la propia vistosidad del evento, en pasar a otros países de origen latino.

Como bien sabéis, lo más normal de este tipo de puesto es encontrar artículos navideños como belenes de diferentes materiales o en el caso de España, productos alimenticios de Navidad (turrones y demás), cosas para el tradicional árbol navideño, o ya más recientemente todo tipo de compras para regalar el día de Reyes. En Centro Europa, lo más normal es que estos mercadillos que suelen concentrarse en las plazas principales ofrezcan belenes y figuras de madera o cerámica, cascanueces tallados, almendras caramelizadas, galletas de jengibre, y cómo no, las clásicas salchichas locales o, dado el frío que suele hacer, el vino caliente que a veces se acompaña de un chorrito de brandy, o el ponche de huevo.

Munich, Berlín, el mencionado Dresde, o Colonia son muy conocidas por sus mercadillos, pero también, fuera de Alemania, son dignos de conocer los mercados de Praga, Viena, Basilea o Salzburgo.

mercadillo-de-navidad-en-berlin

No hace mucho Travel Intelligence, un portal de viajes de lujo, elaboró un ránking de los que ellos consideran los diez mejores mercadillos navideños de Europa y cómo no, la mayoría son alemanes.

Los 10 mejores mercados de Navidad de Europa

En el primer lugar está el mercadillo de Colonia que se monta en la plaza que está justo frente a la famosa catedral gótica de la ciudad. Sus pináculos muestran una imagen maravillosa y colorida de la navidad, así que no me extraña esta elección. Además, es, con sus 160 puestecillos, uno de los más grandes.

En segundo lugar han colocado al mercadillo de Viena que se encuentra frente al Ayuntamiento de la ciudad. Es otro mercadillo que se rodea de elegancia y de tradición navideña. Nada más blanco y alegre que la capital austríaca.

A continuación está el mercado de Nuremberg, ciudad histórica donde las haya, que data del siglo XVII y cuenta con 200 puestos. El mercadillo de Dresde, por su parte, queda dicho, es el más antiguo y cuenta con casi 250 puestos.

Pero si hablamos de un marco incomparable que aloje el bullicio de las compras de Navidad, puede que no haya lugar más mágico en Europa que el mercadillo de la Grand Place de Bruselas.

En Munich, por su parte, se encuentra otro mercadillo que data del siglo XVII y se coloca en la Marienplatz, una de las plazas más populares de la ciudad bávara.

Las tres siguientes son el mercadillo de Praga, el de Tallin en Estonia y el de Berlín, la capital alemana. Por último, contaríamos el mercadillo de Copenhague que se sitúa junto a los jardines del Tívoli.

Como siempre en este tipo de clasificaciones, habrán opiniones a favor y en contra, no en vano son ránkings subjetivos que dependen mucho del gusto de quienes lo hacen o votan. Seguro que a más de uno de vosotros se os viene a la cabeza otros lugares que bien merecerían estar aquí.

Sólo por el marco de la ciudad en que se ponen, os recordaría a Brujas, en Bélgica o al de Inssbruck, en Austria, con el telón de fondo natural de los impresionantes y blancos Alpes.

Se admiten recomendaciones, claro…

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top