Medina del Campo, la gran villa de Valladolid

castillo de la Mota en Medina del Campo

Situada al sur de la provincia de Valladolid, a unos 50 kilómetros aproximadamente de la capital, encontramos la villa de Medina del Campo, la tercera ciudad más grande en número de habitantes de la provincia y uno de los lugares más turísticos y recomendables a visitar de la misma en cualquier escapada de fin de semana. Además, es una localidad muy antigua, y sus orígenes se remontan a la época prerromana.

Qué ver en Medina del Campo

Evidentemente, hablar y visitar esta localidad supone hablar y conocer el Castillo de la Mota. Situado en un cerro desde el cual domina un buen tramo de terreno, este castillo es el monumento más insigne de la localidad vallisoletana y está declarado como Bien de Interés Cultural. Su origen data del siglo XII aunque su construcción se desarrolla en varias fases, al igual que durante los siglos tuvo bastantes usos diferentes.

Una vez visitado este Castillo de la Mota, ahora toca seguir conociendo el resto de encantos que esconde la localidad, y para ello, hay que acercarse al corazón de la misma, la Plaza Mayor de la Hispanidad.

En este enorme plaza, aparte de encontrar la Casa Consistorial y la Oficina de Información Turística, encontrarás otros dos grandes monumentos: el Palacio Real, construido en el siglo XII y lugar donde la reina Isabel la Católica escribió su testamento, de ahí que se le llame Testamentario, y la Colegiata de San Antolín, templo construido entre los siglos XVI y XVIII. Pero precisamente, Medina del Campo puede presumir tanto de palacios como de iglesias: ahí están también la Iglesia de Santiago el Real, el Convento de Santa María la Real o el Palacio de Dueñas, entre otros.

Todo esto sería lo que diríamos la Medina del Campo indispensable, la obligatoria, pero hay mucho más por ver y mucho más por hacer. Por ejemplo, puedes visitar el Museo de las Ferias, un lugar único en España y que nos recuerda aquella época en que en esta localidad se celebraban, en la Plaza Mayor, ferias financieras y de mercancías, principalmente entre los siglos XV y XVI.

Por supuesto, no nos olvidamos del turismo enológico. Medina del Campo está considerada como la capital de la D.O. de Rueda. Son numerosas las bodegas que existen en la comarca y es muy interesante la feria que se celebra en el Palacio de las Salinas, uno de los mejores balnearios de Castilla y León, y que se llama Medivinia.

Dónde quedarse a dormir

Si algún sitio os podemos recomendar es el Hotel Villa de Ferias, uno de los establecimientos con más encanto en esta localidad. Está ubicado en las afueras, en la carretera de Madrid, pero es un local muy cuidado y con buen servicio.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top