Lombard, la calle más fotografiada de San Francisco

Lombard Street en San Francisco

San Francisco se precia de ser una ciudad de curiosidades exclusivas; sus calles pendientes se han hecho famosas en el mundo entero, pero hay uno que, además, es la más fotografiada y característica de esta ciudad californiana, la calle Lombard, que en realidad nace en la zona residencia del Boulevard Presidio de San Francisco y que finaliza prácticamente frente al Embarcadero, pero que en el corto tramo que va entre las calles Hyde y Leavenworth, tiene nada menos que ocho zigzag en una pendiente de 27° que se puede recorrer como máximo a una velocidad de 10 Km. por hora lo que la convierten en toda una atracción turística.

En la calle Lombard

Es muy fácil llegar a la calle Lombard con el tranvía que se detiene unos minutos en la parte superior. Una de las formas más populares de disfrutarla es caminando cuesta arriba; en temporada alta, los grupos de turistas deben esperar en la base para poder ascender.

Perfectamente bordeada de canteros con plantas que florecen todo el año, Lombard espera a sus visitantes con su tentador paisaje y su particular bullicio, ya que aquí se puede escuchar hablar en todos los idiomas matizando las frenadas de los autos, el retumbar del cable-car y los graznidos de los loros de la famosa Colina Telegraph.

De alguna forma el espectáculo son también los turistas, ante quienes los residentes hacen alarde de su habilidad para deslizarse por las curvas. La calle fue creada cuando la colina estaba sembrada de hermosas mansiones victorianas. Está pavimentada con adoquines, y las curvas permiten subir y bajar la colina con comodidad, pues de otra manera sería imposible, tan empinada es.

calle Lombard San Francisco

El mejor lugar para tomar fotografías es en el cruce con la calle Leavenworth; desde aquí se pueden ver los automóviles bajando la pendiente en medio del estallido de color de los canteros floridos. Desde la cima se puede disfrutar de unas magníficas panorámicas, con la plaza Ghirardelli, el Muelle de los Pescadores de Alcatraz y toda la bahía de San Francisco, North Beach, Telegraph Hill y el impresionante espectáculo del puente.

Interesará al visitante saber que la pendiente natural de 27° se suavizó a 16° en 1922, cuando se colocaron los adoquines del pavimento. Anualmente 750.000 automóviles realizan la proeza de descender la calle Lombard bordeando sus canteros de flores. Sin embargo Lombard Street es mucho más que los cuatrocientos metros con sus ocho curvas, pues nos permite ir a pie desde la Coit Tower hasta el Puente Golden Gate en un paseo muy agradable en cualquiera de las dos direcciones.

Si algo les resulta familiar, es porque en la película “Vértigo”, del gran Alfred Hitchcock, la casa del protagonista se sitúa en el 900 de esta calle. También aparece en el videojuego Grand Theft Auto, aunque en este caso se llama “Windy Windy Windy Windy Street”, es decir, la calle del viento, y se encuentra en la ciudad de San Fierro.

Otros sitios para ver en San Francisco

Tags: ,

Imprimir


1 comentario

  1. Una calle espectacular y muy peculiar. Definitivamente unas de las principales atracciones en San Francisco.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top