Las mejores playas de Brasil

Playa de Ipanema

Brasil es el quinto país más grande del mundo y tiene frontera con todos los países de América del Sur, excepto con Ecuador y Chile. Gracias a su naturaleza, su diversidad, sus ciudades, buen ambiente y sus más de 8.500 kilómetros de costa es uno de los grandes destinos turísticos del mundo.

Precisamente la climatología de Brasil hace que se pueda disfrutar de sus playas prácticamente todo el año. A lo largo de su costa encontramos playas de todo tipo, desde las más aisladas y exóticas hasta las playas urbanas y bulliciosas, en las que el sol, el mar y la fiesta contínua ponen el atractivo. Te puedes dar un chapuzón, tomar el sol relajadamente o bailar y tomar algo hasta que el cuerpo aguante.

A estas playas se les une la belleza del paisaje. Acantilados, arrecifes de coral, pequeñas bahías, zonas naturales y salvajes, playas vírgenes… Por eso resulta tan complicado hacer una lista con las mejores playas de Brasil. Nosotros os damos la nuestra y, como siempre, os pedimos que la completéis con vuestras playas favoritas.

– Playa de Copacabana

La célebre playa de Copacabana en Río de Janeiro tiene algo más de cuatro kilómetros de longitud y forma una especie de media luna. Está situada al sur de la ciudad y, además del atractivo de su playa y su arena blanca, la fiesta que se vive alrededor es única. Bares, restaurantes, locales de fiesta, clubes nocturnos… Copacabana y su ambiente de glamour es toda una referencia turística de Brasil y el mundo.

– Playa de Ipanema

La otra gran playa de Río de Janeiro es la playa del barrio más elegante y lujoso de la ciudad. No está tan masificada como Copacabana, porque posiblemente aquí viene la gente rica de Río. Tiene algo más de dos kilómetros de longitud y también está rodeada de restaurantes, salas de fiestas, hoteles, etc… Eso sí el ambiente es quizás un poco más selecto y distinguido que el de Copacaban, por lo que tomarse una copa aquí nos sale más caro.

– Playas de Búzios

Búzios está situado a 190 kilómetros al este de Río de Janeiro y sus playas están consideradas desde siempre de las mejores de Brasil. Cuenta en total con 23 playas, de las que cabe citar a la de Geribá, Joao Fernandes, Ferradura, Ferradurinha, Rasa, Manguinhos o Tartaruga. Cualquiera de ellas es apta para pasar un día de sol practicando algún deporte acuático. A su alrededor también cuenta con una selección de restaurantes, bares, locales de fiesta, etc…

– Playa de Angra dos Reis

Esta playa está situada en Angra dos Reis, Costa Verde, a unos 150 kilómetros de Río de Janeiro. Playa de aguas cristalinas en la que es muy común la práctica del submarinismo, ya que es muy fácil apreciar los peces de colores que viven en la zona. También se suele ver mucha gente paseando en barco. Desde aquí se puede acceder fácilmente a muchas de las islas brasileñas que cuentan con más de dos mil playas.

Playa de Fortaleza

– Playas de Ilha Grande

Ya que venimos de Angra dos Reis nada mejor que ir hasta Ilha Grande, la isla más extensa de Brasil. Cuenta con más de cien playas, entre las que destaca la Playa de Lopes Mendes, una playa de aguas cristalinas de algo más de tres kilómetros de longitud. Suele tener fuertes corrientes, pero es apta para el buceo y el windsurf. De Ilha Grande también citamos las playas de la Ensenada de Abraao y las de Bahía Praia de Palmas. Ambas son auténticos paraísos vírgenes, donde el mar se funde con la naturaleza.

– Playa de Santos Gardens

La ciudad de Santos está situada a 70 kilómetros de Sao Paulo y cuenta con más de siete kilómetros de playas. Su Playa de Santos Gardens está considerada como el jardín más grande del mundo que puede haber en una playa. Realmente el escenario es espectacular, sobre todo el que parte desde Ponta da Praia. Desde aquí se puede ir en ferry hasta San Vicente, la ciudad más antigua de Brasil.

– Praia do Forte, Salvador de Bahía

Esta playa está situada a unos 80 kilómetros de Salvador de Bahía, por lo que tenemos que llegar en coche o en autobús. Merece la pena porque los turistas la conocen como la playa de la Polinesia brasileña. A su alrededor tenemos otros doce kilómetros de playas semidesiertas, con reservas naturales, una gran cantidad de especies de fauna y flora, y un ambiente excepcional con bares, restaurantes, hoteles… Praia do Forte es todo un paraíso para los amantes de la tranquilidad y la naturaleza.

– Ilha de Tinhare

Esta isla está situada en el estado de Bahía y muchos la consideran de las más bellas de Brasil. Sus dos playas más conocidas y turísticas son Río Vermelho y Ondina, rodeadas de amplios complejos hoteleros, bares, restaurantes y mucho ambiente especialmente en Río Vermelho. Hay otra zona de baño muy pintoresca en Ilha de Tinhare, hacia el norte, con los Lagos de Abaeté, un paraíso de aguas frescas en el corazón de la naturaleza.

– Playas de Caraíva

En la costa sur del estado de Bahía, Caraíva es toda una joya. Apenas se trata de un pequeño pueblo de pescadores, pero sus playas siempre están llenas de gente. Curiosamente el turismo de masas aún no ha llegado hasta aquí, de ahí que podamos disfrutar de sus playas y su ambiente tranquilo y tradicional. No encontraréis grandes alojamientos, sino hoteles sencillos y posadas, de ahí que el encanto radical especialmente en lo paradisíaco y casi virgen del lugar.

– Playas de Fortaleza

Fortaleza es una de las ciudades más grandes y más turísticas de Brasil. Sus 25 kilómetros de costa están llenos de magníficas playas, destacando especialmente las de Da Barra do Ceará, la Playa de Iracema ideal para aquellos que quieran pasar la noche cerca del mar, la Playa do Meireles con algunos de los mejores restaurantes de la ciudad, la Playa Mucuripe con el faro del mismo nombre de 1846, y la Playa do Futuro, quizás la más bulliciosa de todas.

Foto 1 Vía Ark3

Foto 2 Vía Zuri Berry

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top